miércoles, 5 de agosto de 2009

ROMPIENDO AGUAS

No sé cuantas veces una persona puede volver a nacer. Hoy, después de pensármelo tres años y pico he decidido dejarme arrastrar por el cómodo útero de mi sillón de orejas y en un acto de suicida locura, introducirme por este oscuro conducto, que me lleva a no sé donde, con la esperanza de que al final esté la luz y una mano amable y cálida me dé la bienvenida… o una patada en el trasero que me retorne al lugar de donde nunca debí salir.

Esto es peor que el “paseillo” de una corrida de toros.

Como hijo bien nacido sea mi primer pensamiento para la tierra que me vio nacer porque quien reniega de su tierra, reniega de su madre, de sus ancestros y de toda su historia. Como Séneca nos dejó dicho “amamos a la Patria no por grande sino por nuestra”.

Así que montera en mano y dos nudos gordianos en la garganta, suspiro y digo:

¡ Vá por ustedes y va por ella. Por España!

Como aún no se como funciona esto, de momento pulsar aquí

9 comentarios:

SerViajera dijo...

Yo tampoco sé cuántas veces se nace. Depende de cada uno, de todas las veces que uno se atreva a morir. Supongo que para hacerlo hay que ser amigo de la muerte. De alguna manera conocerla, recordarla, no tenerle miedo, saber que sólo a través de ella resurgimos. Yo me identifico con el Ave Fénix: resurjo de mis cenizas, aunque parezca que ya están totalmente apagadas y frías. Vuelvo a elevarme y soy un poco más sabia, aunque también más consciente de que no sé nada sobre el inconmensurable misterio que me envuelve.
Me gusta esa adrenalina del torero esperando al toro. Su traje de luces, su andar erguido de adolescente es un desafío, un canto a la vida. Te espero, le dice, ven con todos tus riesgos, me expongo a que me hieras, a que me mates, pero si no te vivo intensa, en medio del ruedo, no te quiero.
Permíteme decirte algo... Ese oscuro conducto que te lleva a no sabes dónde, jamás te retornará al lugar de donde no debiste salir. Desde el momento en que lo abandonas, ese lugar deja de existir.
Salud, torero
María

Man dijo...

Gracias, muchas gracias por tus palabras. Yo no habría sabido expresar mejor mis propios sentimientos. Llevas razón, conozco la muerte ontológica y de la física… alguna vez nos hemos visto por ahí. Es cierto; se nace tantas veces como uno muere, mas una.
Has estado rotunda, redonda y magistral. Para ser viajera hay también que ser torera. Te estaba esperando a “porta gayola”.
Gracias amiga.

MIGUEL NONAY dijo...

Man,me acabo de hacer tu seguidor, ¡que honor ser el primero!, cuando tengas mas de 20 yo desapareceré y me quedaré por algún sitio de la red escondido, peeeeeeeeeeeeeeero, continuaré visitando tu blog y haciendo comentarios , para apoyar una iniciativa que promete muchísimo, y para agradecer, de forma sencilla, tus visitas a mi blog A SALTO DE MATA.
Saludos desde www.miguel-asaltodemata.blogspot.com
Miguel

Man dijo...

Gracias Miguelico (permíteme lo de Miguelico por mi murcianía que tanto tiene que ver con tu Aragón) el honor de tenerte como mi primer seguidor es exclusivamente mío. Espero que encontremos, en ambos, ese lugar amable donde los encuentros sirvan para el enriquecimiento mutuo y los desencuentros para volver a encontrarnos. Nos obliga a ello tu nobleza baturra y la lealtad de un pueblo siete veces coronado y con el corazón de un rey sabio.
Gracias y un fuerte abrazo

MIGUEL NONAY dijo...

Man, hola, vuelvo por aquí, para agradecerte tu comentario tanto en tu blog como en el mío.
Sin entrar en polémicas con nadie, tu comentario te carga de razón en todo lo que has escrito, y, lo que es más importante, la Historia, como buen conocedor de ella, sabes que te da la razón y se la quita a los que por no tener nada que decir de ellos mismos ponen en mal lugar a quien pretenden representar y a sí mismos.
Me parece genial lo de Miguelico y me parece un honor ser tu primer seguidor.
Pásatelo bien en Italia, y vívela, que merece la pena.
Cuando vuelvas, estaré a 4 días de volar para Costa Rica, espero que aún podamos coincidir antes y, sino lo haremos a la vuelta.
Un abrazo muy fuerte, Man, y gracias por tu valentía en la exposición y por recordar la verdad de la Historia.
Un fuerte abrazo y felices vacaciones.
Miguel Nonay

Maria del mar dijo...

Gracias Man; Un amigo más al que puedo seguir, y de esta forma entrar un poco en vuestras vidas y caminar con la ilusión de que estamos menos solos.
marikilla

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Man dijo...

Gracias amigo ANONIMO, verdaderamente es una puñalada a Cervantes. Muchas veces es fruto de un cambio del sentido de la frase a última hora; pero no tiene justificación.
Gracias otra vez y te espero cuando quieras.

Anónimo dijo...

Buenos días.

Estoy seguro de que Cervantes, sabiendo que ha sido un "lapsus teclae", si puede decirse así, te habrá perdonado de corazón, sobre todo acostumbrado a las burradas que se leen en este saco sin fondo de internet.

Un placer leeros a todos.

ANÓNIMO