martes, 27 de abril de 2010

LOS HÉROES DE BALER. LOS ÚLTIMOS DE FILIPINAS


Iglesia de Baler

El 18 de abril de 1898 los Estados Unidos emitían un comunicado por el cual le declaraba la guerra a España.

La escuadra española sucumbió ante la americana en Santiago de Cuba y en Cavite (Filipinas) y así desaparecía el viejo imperio español.

Baler es un pequeñísimo poblado de la isla de Luzón (Filipinas). Allí, un destacamento del Batallón de Cazadores Expedicionario nº 2 formado por unos 57 soldados, el 12 de febrero de 1898 fueron cercados por fuerzas tagalas muy superiores y tuvieron que refugiarse en la iglesia del pueblo, único edificio de construcción sólida. Desde entonces no recibieron ningún tipo de ayuda exterior.

Resistieron a todo lo envites del adversario que les superaban, ampliamente, en número y armamento.

España firmó el Tratado de París el 10 de diciembre de 1898 por el cual renunciaba a Filipinas, Guam y Puerto Rico a favor de Estados Unidos y daba la independencia a Cuba. Desde esa fecha Filipinas dejaba ser española y se retiraba de ella, menos en la Iglesia de Baler donde 50 españoles, entre vivos y muertos, seguían defendiendo la posición en cuya torre ondeaba la bandera española.

Se olvidaron de ir a por ellos.

No tenía apenas alimentos, la harina putrefacta, las legumbres con gorgojos y las latas de sardinas descompuestas, pues había que repartir más de 4 o 5 para que pudiera salir una en estado comestible.

La enfermedad del beri-beri y la disentería hizo estragos en ellos y donde no pudieron entrar los asaltantes tagalos, entró por las rendijas, la muerte.


Allí se dieron actos de un valor inaudito, donde hasta los enfermos y los heridos, arrastrándose por el suelo lucharon, a la bayoneta calada, hasta en el cuerpo a cuerpo.

Aquellos hombres no podían creer que España había rendido su imperio y los había abandonado allí, por lo cual no creyeron a los emisarios ni a las notificaciones que les enviaba el enemigo (unos falsos y otros no) para que se rindieran. Sus órdenes recibidas eran las de mantener la posición hasta que fueran relevados y estaban dispuestos a morir allí.

La noticia de la existencia de estos héroes españoles defendiendo una pequeña iglesia en Baler, consternó al mundo por lo insólito y el supremo valor y tesón de aquél puñado de españoles.

Una noticia, imposible de ser falsificada, en un ejemplar del periódico “El Imparcial”, hizo que el teniente Martín Cerezo se diera cuenta que desde hacía más de 10 meses aquella pequeña parcela de tierra que estaban defendiendo ya no era española.

El 2 de junio de 1899, 332 días después, las puertas de la iglesia de Baler se abrieron y por allí salieron, formados y ondeando sus banderas los siguiente:

El Teniente Saturnino Martín Cerezo, natural de Miajadas, (Cáceres)

El Médico Rogelio Vigil de Quiñones, natural de Marbella (Málaga)

El Cabo Jesús García Quijano, natural de Viduerna de la Peña (Palencia)

El Cabo José Olivares Conejero, natural de Caudete (Albacete)

El Corneta Santos González Roncal, natural de Maillén (Zaragoza)

Y 28 soldados más (entre ellos dos murcianos)

Los sitiadores, formando pasillo, no salían de su asombro al ver aquella fuerza famélica y casi desnuda, con tablas de madera atadas a los pies como calzado y más de la mitad heridos y enfermos transportados por sus compañeros en improvisadas parihuelas.

Allí quedaron enterrados:

El Capitán Enrique de las Moreras y Fossi, natural de Chiclana (Cádiz)

El Teniente Juan Alonso Zayas, natural de San Juan de puerto Rico

Y 14 soldados más.

La gesta fue de tal magnitud y heroísmo que el propio presidente de Filipinas, Emilio Aguinaldo dictó el siguiente decreto en honor de los Héroes de Baler:

"Habiéndose hecho acreedora a la admiración del mundo de las fuerzas españolas que guarnecían el destacamento de Baler, por el valor, la constancia y heroísmo con que aquel puñado de hombres aislados y sin esperanza de auxilio alguno, han defendido su bandera por espacio de un año, realizando una epopeya tan gloriosa y tan propia del legendario valor de los hijos del Cid y de Pelayo; rindiendo culto a las virtudes militares e interpretando los sentimientos del ejército de esta República, que bizarramente les ha combatido; a propuesta de mi secretario de Guerra, y de acuerdo con mi Consejo de Gobierno, vengo en disponer lo siguiente: Los individuos de que se componen las expresadas fuerzas no serán considerados como prisioneros, sino por el contrario, como amigos; y en su consecuencia, se les proveerá, por la Capitanía General, de los pases necesarios para que puedan regresar a su país".

…y esto, también se está olvidando.

Los héroes que regresaron

Os cuento esto porque, junto con lo que os he contado de los Mayos, en mi entrada anterior, tiene que ver con mi próxima entrada y era conveniente que os refrescara la Memoria Histórica:

· A los que estudiamos el antiguo Bachiller.

· A las pobres víctimas de la ESO

· A nuestros amigos de Hispanoamérica.


13 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Que gran historia. No la conocìa.

que injusta es la "Doctrina Monroe" de expansion e influencia yanquee!!

Cuantas muertes ha traìdo a este mundo. Y solo para que ellos cumplan sus designios de dominar el mundo.

La guerra fue declarada, ademàs, con un motivo falso : la explosiòn del "Maine".

Los restos de este acorazado, estudiados hace poco, revelaron que la explosiòn fue a causa de un incendio provocado a bordo. Sacrificaron a sus propios hombres, para lograr sus propòsitos.

Y antes de todo esto, lo acontecido con la penìnsula de "La Florida". Otro despojo yanquee.

Encima, le dan el "Premio Nobel", a Obama!!

En fin. Es lo que hay.

Saludos

Marina-Emer dijo...

muy bonita musica ...bonito e interesante blog y...sate sigo ,yo te espero en "Espigas sel alma" tu casa .
un abrazo
Marina

madison dijo...

Yo soy de los bachilleres...

Marina-Emer dijo...

El viernes 30 aquí estaré con gusto...será un placer.
gracias por las estrofas de mi poema...¿quien tuvo la culpa? el amor que no estaba por una de las dos partes consolidado y el otro dejó escapar el tren.
besos
Marina

Man dijo...

Parece que os ha interesado mucho este heroico capítulo de nuestra historia.
Para el que quiera enterarse un poco solo tiene que poner en google "Ultimos de Filipinas" o bien pinchar aquí

La canción que se escucha "Yo te diré" se compuso para la película que se realizó sobre esta gesta por los años 50 y que se titula "Los Últimos de Filipinas" (la segunda canción es la versión original)y cuya película la podéis ver en la dirección que os he dado.
Os daré una información poco conocida y es que en ese mismo lugar, en Baler, en 1900 un año mas tarde de la salida de los españoles, las tropas norteamericanas que luchaban contra las mismas filipinas, se RINDIERON con todo su armamento y su poderío.

El Heraldo de Madrid, con fecha 5 de octubre de 1900, publica el siguiente articulo que bien puede cerrar como un broche de oro tan dolorosa época de
nuestra Historia.

«HERALDO DE MADRID 5-10-1900
LOS NORTEAMERICANOS EN BALER.—UN RECUERDO

Un telegrama de Filipinas da cuenta de que las fuerzas norteamericanas destacadas en Baler se han rendido a los insurrectos.
»La rendición de esas fuerzas en el mismo sitio donde un pobre destacamento español, sin municiones, sin víveres, sin esperanza de auxilio, contuvo a una enorme masa de enemigos durante muchos meses, es un contraste consolador para España.
»La abnegación espartana de aquel puñado de héroes, casi desnudos, hambrientos, pero indomables, imponiendo terror y respeto a fuerzas cien veces mayores, escribiendo en la historia de la patria una de las páginas más admirables, resulta ahora doblemente grande, doblemente hermosa. Baler está consagrado por la sangre de mártires y de héroes, y hazañas como aquélla no se repiten, no puede ostentarlas nación alguna; la orgullosa Norteamérica podrá tener riquezas inmensas, posesiones dilatadas; pero un sitio de Baler no lo tiene, no lo tendrá nunca.
»Tras largos meses de ensañada lucha; de resistir las inclemencias y angustias de la fiebre del hambre; de rechazar vigorosos y terribles ataques, el destacamento español salió de Baler a banderas desplegadas, victorioso, invencible.
Era un destacamento de agonizantes, de rostros cadavéricos, de cuerpos devorados por la calentura.
»Pero debajo de aquellos uniformes rotos, en aquellos pechos que temblaban con el frío febril, el corazón de la patria latía formidable y entero, capaz, como siempre, de producir asombro al mundo con su valor supremo.
»No han arrebatado tierras y sangre; justo es que este recuerdo, avivado por la rendición del Baler norteamericano, nos haga volver los ojos, llenos aún con el llanto de la derrota, hacia aquellos hijos que realizaron allí tan bizarra defensa.
»Eso no podrán arrebatárselo nunca a España; podrá caer en la desventura, pero sus sitios de Baler la han impuesto y la impondrán en el respeto del mundo.»

Yo no se a vosotros pero a mí me emociona hasta las lágrimas cada vez que leo sobre esta historia. Me da la triste impresión de que es una historia olvidada por nosotros.

Man dijo...

Quería decir que NO os ha interesado mucho esta entrada.

El Gaucho Santillán dijo...

Bueno, a mi sì.

(pero sigo esperando a las mujeres sin sostèn. Donde estàn?)

Curro dijo...

Bueno aunque el Sr. Man no me contesta a mis comentarios, no puedo resistirme a dejar uno sobre la gesta de Baler, que yo tambien he leido mil veces, analizandola una y otra vez, llegando a la conclusion de que es la totografia del caracter español, capaz de todo de lo bueno y lo malo. Desafortunadamente esto ya no se estudia, como otras muchas cosas, hasta creo que da verguenza. Hemos renegado de nuestra historia y un pueblo sin historia no es nada. Ya quisieran los Yamkis tener nuestra historia, pero solo tienen la Coca cola, que les vayan dando.
De los Mayos, que tambien lo lei, ya estoy preparado esta noche para ir a la Pz/ Sta Catalina a oirlos cantar y despues me voy a las viandas a yantar una buena cena.
Por cierto, como me huelo que es Vd. algo asi como profesor de Historia, alguna vez leí una gesta que en la Guerra de Cuba, donde peleó mi visabuelo, en alguna accion de guerra creo que un solo batallon español, le dió un buen repaso a toda una división amerinaca, a ver si nos cuenta algo de eso.

Man dijo...

Querido amigo Curro:
De verdad que no recuerdo tener ninguna respuesta pendiente contigo. Lo siento, pero no lo recuerdo y te echaba de menos, manchego-murciano.
No soy profesor de nada, como se decía antes soy "maestro de nada y aprendiz de todo" pero es cierto que me gusta la historia y veo con verdadera pena que llevas razón; estamos olvidando nuestra historia y nuestras costumbres, por eso vendrán otros y nos impondrán las suyas porque no puede existir un pueblo sin historia.
Países como Francia, Inglaterra y USA tienen muy claro lo de los valores de su historia.
USA tiene El Álamo que fue un cuento de hadas comparado con lo de Baler y además de ser el robo del estado de Tejas a México, pero de ello hicieron una superproducción cinematográfica de un par de narices. Todos los niños USA no conocen y lo celebran con todos los nombres de sus legendarios defensores, y eso que lo que hay escrito, está escrito por ellos mismos. Ningún presidente enemigo dijo lo que se dijo de los héroes de Baler.
Referente a los Mayos, harás bien en ir a escucharlos. Yo los suelo escuchar por el convento de las Ana y las Claras. ¿Sabes que el primer Mayo se canta en el jardín de Floridablanca en honor de Antonio Garrigós?.
Dentro de unas horas haré una nueva entrada sobre una, ficticia, carta de amor que espero que te guste.
Un abrazo y no lo dicho, perdona.

Anónimo dijo...

Me ha sorprendido que una "lección" de historia me haya interesado tanto. Yo que siempre la odié en mi época de estudiante... Tantas veces oí lo de "Los últimos de Filipinas"...y yo sin tener ni idea de lo que era.
Gracias por esta lección.

Luis Madrigal Tascón dijo...

Querido MAN: Muchas gracias por tu inquietud. Aquellos eran españoles de otros tiempos. Al final del Imperio, pero con sangre en las venas. Tengo la Lista de los supervivientes, y también de los muertos y hasta de los muy escasos desertores. ¿Cómo podríamos identificarlos por el número que tienen en la fotografía que publicas?

Gaucho: Muchas gracias, también a ti. La doctrina Monroe, donde mejor se aplicó fue en Liberia, solo que en sentido pasivo, es decir: En vez de "Africa para los africanos...", lo que contiene es "Los africanos, para Africa...") Para que allí se muriesen de hambre, después de haber sido esclavos en los campos de algodón. Eso sí, con casi idéntica bandera y el necesario adjetico ("liberiano") a su unidad monetaria, el dólar ($). La doctrina, culmina casi en la perfección: La Capital se llama Monrovia.

MAN: Espero que otro día, continuando con tus relatos de este tipo, honrres también a otros dos héroes españoles, bien significativos: Eloy Gonzalo, llamado "Cascorro", el 22 de Septiembre de 1896, en Cuba, y Luis Noval Ferrao, el "Cabo Noval", el 15 de Octubre de 1909, a las 2,30 de la madrugada, en Melilla, durante la Guerra de Marruecos. Un fuerte abrazo. ¡Viva España!

Anónimo dijo...

La página http://www.baleria.com está dedicada los últimos de Filipinas, y qué fue de ellos tras su regreso a España

pazi dijo...

Hola, mi madre me cuenta que mi abuelo lucho en Filipinas, su nombre es Simeon Ramirez, creo que fue uno de los ultimos sobrevivientes. Como hallar un listado de los nombres?