domingo, 9 de mayo de 2010

LOS OJOS QUE TE MIRAN

.
Con esta sequedad de corazón en la que estoy inmerso después de los acontecimientos de esta semana pasada y con la marcha hoy de Lolín, no encuentro nada que decir; pero siento la necesidad de no estar callado, de no dejar que esta sequedad se me extienda más allá del corazón.

Por eso acudo hoy a mi "fondo de armario de los recuerdos" y reedito esta que fue la segunda entrada de este blog, el 17 de agosto del año pasado, desde L´Aquila, Italia y que titulé:

.

LOS OJOS QUE TE MIRAN.

Los ojos que te miran son los de una mujer excepcional.
No encontrarás en su mirada ni odios ni rencores. Ni siquiera una crítica.
Son ojos limpios, con mirada franca y serena.
Son los ojos que yo quisiera ver cuando yo cierre los míos.
Es la misma mirada que quisiera encontrar en ella, desde allí, cuando ella cierre los suyos.




Son los ojos de mi hija mayor, Celia, y estos días los recuerdo, a ella y a Giovanni, porque el pasado día 4 hizo 8 años de su boda. Un día que ninguno olvidaremos.

Hoy esta entrada, y su magnífica música (perdonadme que hoy me salga de la música clásica) se la dedico a Celia, Giovanni, Francesco. Bianca y como no a Umberto, Nino, María...







19 comentarios:

Capuchino de Silos dijo...

Querido amigo Man: No quisiera que cayeras en la tristeza. Me ha parecido maravilloso que tires de tu fondo de armario y de ese fondo de ojos de tu querida hija con su precioso hijo.Bellísima estampa, Man.
No tienes otra cosa que hacer que dar gracias al cielo.
Muchos besos y abrazos a repartir y un ramo de flores convertido en oraciones para Luci.

madison dijo...

Me alegro que hayas echado mano de este hermoso fondo de armario, gracias a eso me ofreces la oportunidad de conocerles, y t felicito por tenerles.
Un abrazo Man y muchos ánimos

Candela Martí dijo...

Amigo Man, una bella entrada y una no menos bella mirada, muy bella diría yo, y que te inspira palabras tan dulces y entrañables como las que nos ofreces en esta ocasión,
Hermosa imagen, amigo mío.

Mi cariño y un abrazo sincero.

TOÑI dijo...

Como pasan los años,parece que fue ayer el paseo por el Mar Menor.Nuesta Celia en Italia,con la bendicion de sus dos hijos preciosos y el amor de Giovanni.Sus ojos su limpia mirada,eso no cambia.

Paloma Corrales dijo...

Mi querido Man, aunque sea una entrada de fondo de armario debe estar en el lugar de los vestidos de gala, de los que se lucen en ocasiones especiales... y ésta tiene luz propia (la de los ojos de tu hija), serenidad y belleza.

El abrazo larguísimo.

Mercedes dijo...

Yo no había visto esta entrada de tu fondo de armario, y la agradezco, hoy te conozco un poco más. Espero que pronto pases esta sequía y cargues tu pluma. Ánimo, amigo Manuel, ya verás que esta bonita primavera vuelve a inspirarte.
Un fortísimo abrazo.

Luis Madrigal Tascón dijo...

¡Muchas Felicidades, Celia!, Por el Octavo Aniversario, por tener un marido italiano y unos bambini italo-hispánicos. ¡Italia es la Hija Mayor de nuestra Madre Patria, y por tanto la Hermana Mayor. Y, sobre todo, sobre todo, muchas felicidades por ser hija de MAN y... de María Dolores. Voglio parlare e scrivere l'italiano, posso? Luis Madrigal.-.-

ARI dijo...

Esa es mi Celi. Franca, bella, limpia y llena de cariño y amor. Otra gran representante de esta gran familia. Tengo ganas de verte. Un besazo

El Gaucho Santillán dijo...

Bella Familia.

Fuerzas, MAN.

Alicia María Abatilli dijo...

Nada de "sequedad de corazón"
tiñes de ternura todo lo que se acerca a tus palabras y a tu ser.
La tristeza, ese pájaro negro que parece no querer volar, algún día se cansará de estar en el mismo lugar y partirá buscando otro nido, mientras tanto, todo mi amistad para vos.
Alicia

Giovanni dijo...

Querido suegro mìo.
Desde una tarde primaveral, desde un ùltimo rayo de sol que no se rinde allì, detràs del Gran Sasso, desde mi corazòn sosiegado mientras veo a mi princesa Bianca jugando sobre la alfombra, a mi guerrero Francesco por fin dormido después de tanta batalla de juegos y risas y a mi amada esposa que anda por la cocina con su paso leve y su dibujo de sonrisa gràcil que se difunde por la casa como un soplo de paz, desde este teclado Italiano con el cual intento traducir en tu idioma, que se hizo el mìo con la gramatica del amor que me dìste, lo que me sale del alma, como con un agujereado cubo se intenta secar el mar, desde mi vida como un despejado cielo recién sacado de las tormentas de los anyos juveniles, desde este hogar salido de la misericordia de Diòs, quiero decir que os quiero a todos y que estoy enormemente agradecido especialmente a ti. Yo salì de los fantasmas de mi pasado, pero el impulso fue el tuyo; yo, por fin, empecé a creer en mis posibilidades, pero la sugerencia fue la tuya; yo determiné la direcciòn de mis pasos, pero el respaldo fue el tuyo; yo llegué como un estranjero en tierra estranjera y tu te empenyaste para que fuera mi casa (incluso contandome la entera historia del Paìs); Yo he vivido ocho anyos de maravilla, pero en cada uno de ellos està tu indelébil huella de amor. El no comunicarme contigo en estos dìas ha sido una falta mìa, y te pido perdòn, ha sido por mi profunda naturaleza de oso de las cavernas, y también, como no, por mi enfermedad que no me deja. A pesar de ella, y de todos los obstaculos del dìa a dìa, el ànimo de salir adelante y de apreciàr lo bueno que la vida me ha dado, también lleva tu marca. De tantas cosas en la vida uno puede ser orgulloso, pero el privilegio de ser orgulloso de su suegro me ha tocado a mi, y eso me hace alegre y me llena de paz. Me despido con un abrazo y una sonrisa, la que me sale al saber que estàs allì, siempre al pié del canyon, y también al imaginarme la cara que has puesto al ver tanto papiro de parte de tu yerno. Besos a todo el bosque, desde los troncos màs antiguos a los màs tiernos retonyos. CIAO!

Giovanni dijo...

Releyendo el mensaje me he quedado con la gana de anyadir un abrazo MUY especial para mi querida suegra, por que es sabido, detràs de todo gran hombre està una gran mujer... y Maria Dolores lo es, tanto cuando està presente como cuando no lo està, su trabajo resulta fecundo incluso cuando no se ve. Le agradezco su respeto, su consideraciòn y sus mimos que me han hecho sentir especial. Ella me da del amor con el que me ama Diòs. Un abrazo, suegra bella!

Anónimo dijo...

C0mentaba yo ayer que todo este tiempo de la enfermedad de Luci, nos ha dado ocasión de conocernos a muchas personas, además de convivir con los primos, los sobrinos....y, todo ello nos ha enriquecido muchisimo y demostrarle el amor a Luci y también entre nosotros.-

Realmente el amor posee una belleza inigualable en el mundo, por eso dice en el Cantar de los Cantares,:"dar por este AMOR todos los bienes de mi casa, sería despreciarlo"
Hemos podido gustar lo hermoso de una familia unida. Y ahora viendo esta entrada tan preciosa que ha puesto Man, mi querido esposo, estoy gozando viendo a Giovanni, a Celia y a los niños. Aqui reflejados veo también a todos mis demás hijos y nietos y me siento muy orgullosa de todos ellos. También estoy muy orgullosa de mis yernos y de mis nueras, que pronto lo serán. Esta familia la ha hecho Dios, la ha hecho la Iglesia con su sabiduría de Madre. Nosotros con nuestras limitaciones, muchas veces la hemos destruido, pero el Señor la ha vuelto a levantar.

Giovanni, me saben a gloria tus palabras y no quiero apropiarme de esta gloria, porque sé bien que esto viene de lo alto. Que el Señor te bendiga y construya tu casa, como ha construido la nuestra. Un abrazo para los cuatro y para tu padre, Nino y Maria que son la familia que Dios ha tenido a bien regalaros allí lejos de nosotros.-

Quiero nombrar a todos mis demás hijos: Elvira, Rebeca y Juanvi, Manuel y Vania, Pablo y Fuen, Maria y Sara y, deciros a todos que os quiero un montón y que estoy muy orgullosa de todos vosotros - Mª Dolores (vuestra indigna mamá)

El Blog de Clau dijo...

Que linda familia Man, eso es lo que nos sostiene cuando tenemos lo que en Argentina llamamos un "bajón".-el amor de los nuestros-Creo que algo hicimos para que sean tan buena gente.
Cariños
Clau

TOÑI dijo...

Que bonito Man,¿no se te escapa una lagrimilla?,a mi si.

Anónimo dijo...

A mi se me escapan varias, se me colman los ojos hasta que un pestañeo los hace descargarse sobre mis mejillas y volverse a llenar.(La música ayuda a este repetitivo ritual)
Y otra vez no se que escribir, no se expresar...solo puedo dar gracias a Dios a cada segundo por la familia que me ha regalado, xq nunca jamás podría haber sido mejor...gracias, gracias, gracias.
Hermanos lejanos, Manuel, Celia, Giova, mis niños... os extraño y os quiero muchísimo, siempre vais conmigo. Ánimo.
María.

ISABEL MIRALLES dijo...

Hola Manuel, te felicito por la familia que tienes y por tu sensibilidad que se refleja en todo lo que escribes.

Siento la perdida de tu amiga, pero piensa que mientras tú la recuerdes, ella, no morirá nunca.

Besos

Man dijo...

Creo que a todos los que tenéis blog os he contestado con mi agradecimiento y mi cariño, a los que no lo tenéis lo hago ahora:
TOÑI gracias por tus palabras tan cariñosas, claro que se me han escapado más de una lagrimilla, te puedo decir que tengo la garganta rota que es donde se me acumula la emoción y las lágrimas, más que en los ojos.
Querido hijo Giovanni, porque tú sabes que eres mi noveno hijo, no creo merecer tanto como dices pero sí es cierto que como fuiste el último que llegó a mí (por ahora) me tuve que dedicar más a ti para compensar. ¿Recuerdas las palabras que te dije el día de vuestra boda en el altar cuando te cedí el brazo de Celia? “Ante Dios, en su Iglesia y ante los hombres como esposa te la entrego” no hizo falta decirte que, ante los mismos testigos, “como hijo te recibo”. Muchas gracias hijo Giovanni. Cuida bien de ellos.
Querida hija María (que hoy estás en Fátima) tienes uno de los corazones más preciosos que conozco (¿quién llenará ese corazón?) casi tan precioso, como toda tú eres. Eres una bendición de hija y de mujer. Ahora que estás fuera y no te puedes negar posiblemente haga una entrada en mi blog, contigo.
Un abrazo

Marga Fuentes dijo...

Mi abrazo y todo mi cariño para tí, Man.
Una entrada muy bonita te ha quedado, a pesar de todo...