viernes, 12 de noviembre de 2010

CANDILEJAS

.

.

Las candilejas del escenario se fueron apagando lentamente. La función ya había terminado. El cómico Calvero, desde el escenario, contemplaba como Thereza se alejaba rodeada de una nube de flores, flases, aduladores y desconocidos admiradores. Por fin Thereza había triunfado.

Un esbozo de solitaria sonrisa se marcó en su rostro, aún empolvado, al recordar la noche de verano en que Thereza llegó a su vida sin pedir permiso. Él regresaba solitario a su viejo desván cuando un fuerte olor a gas que provenía de un cuarto vecino llamó su atención. Tendida en el suelo estaba Thereza entregando la vida. Calvero la llevo a su desván y cuidó de ella. La mimó, la protegió. Thereza no tenía a nadie.

Vendió su viejo violín para ella “¿Qué vas hacer ahora sin el violín?” “¿Cómo vas a trabajar haciendo reír a la gente?” “¡Bah no tiene importancia! Lo simularé con una escoba y será mas divertido”.

Fueron días tristes y duros de inciertos desenlaces, llenos de negras soledades, de lágrimas contenidas, pero Calvero no dejó a Thereza caer en la tristeza. Le habló a su corazón, le animó, le hizo reír. Con solo tres cafés corrieron por sus venas vida, esperanza y ternura.

Thereza volvió a bailar balé y Calvero sabía que esa noche Thereza triunfaría, estaba seguro. Fue un éxito clamoroso, más allá de lo esperado. Calvero se acercó a ella para darle un abrazo, para darle cariño, para mirarla a los ojos, para reír y conversar un rato con ella. Pero un “No puedo Calvero, ¡Estoy tan cansada!” cortaron en seco sus ilusiones.

Calvero la vio como se alejaba rodeada de una nube de flores, flases, aduladores y desconocidos admiradores. No pudo mirar ya más, ¡le dolía tanto!

Las candilejas ya estaban apagadas y Calvero se marchó a su camerino limpiándose su empolvada cara de payaso, mientras esta música sonaba en una lejana y vieja gramola.

Inspiración libre de Man en la historia de Candilejas

16 comentarios:

Candela dijo...

Me paseo por tu blog después de descubrir un comentario tuyo en otra casa amiga (http://asoarte.lacoctelera.net) y me he permitido leerte y mirar.

Me ha encantado tu blog, si no te molesta, me pasaré de vez en vez por él.

Saludos.

El Gaucho Santillán dijo...

Que historia tan triste, pero tan repetida.

El èxito, muestra lo que cada uno, lleva adentro.

Buen texto, Man.

Triste, pero bello.

Un abrazo.

A.K.E. dijo...

Bella historia de triste final. Muchas veces la vida no regala el desenlace esperado, entonces es tiempo de empezar de nuevo.
Un saludo.

TOÑI dijo...

Que bonita historia de entrega por un noble corazon.Y como la vida te niega una minima recompensa.

Nany dijo...

Bonita música, triste historia. Muchísimas gracias por todo.
Un abrazo.

Taty Cascada dijo...

Tal vez la mejor película de Charles Chaplin...Su música todavía nos enternece, el argumento es de una emotividad y lucidez, dignas de un genio cinematográfico...Bello homenaje Man, muy bello.
Un abrazo para ti.

Javier Martinez V. dijo...

Una historia llena de ternura, de amor, y de ingratitud. Pero ya lo dice una canción: "Al final siempre es más feliz quien más amo...". Te felicito por la buena inspiración que tuviste para crear un texto cargado de sentimientos.

Un gran abrazo.

Ángeles Hernández dijo...

Calvero siempre tendrá la satisfacción de haber amamado y de haber contribuido en gran medida a que una aartista brillara en su danza y con ella hiciera felices a los muchos que disfrutaban de su arte.

Ese es su premio.

El desagradecimiento se cita en el evangelio, cuando Jesús curó a varios leprosos, todos salieron corriendo alegres y gozaosos. Sólo uno se dio la vuelta para decir gracias.

Es así, somos así. Al ser humano le mueve mucho más la necesidad que el agradecimiento.

Bella historia man.Grzcias y un abrazo Á

cabopá dijo...

Bonita música, nostalgia de otros tiempos en que las "candilejas" eran nuestras...
Sí, así está la estación de Riquelme-Sucina, también estaciones de mi vida, desde Murcia del Carmen a Balsicas-San Javier, Los Alcazáres,Santiago de la Ribera...Todavía guardo en mi retina los olores,colores y sabores que me producían el viaje.
Mis abuelos, el campo,los almendros, el turrón casero...Tengo entradas en donde rememoro todos estos sentimientos..
En fin con lo soleado que está el día y la temperatura primaveral,por no decir que estamos en un otoño de verano me despido antes de ponernos los dos a llorar...
Besicos.
Ah,justo enfrente un campo de golf inmenso, "La Peraleja"...Seguro que conocías la finca. ¡No te fastidia!

El Blog de Clau dijo...

Deberías premiarnos mas a menudo con lo que escribes,lo haces muy bien!!
Besotes
Clau

mariarosa dijo...

Es la realidad de la vida.
Has logrado un claro resumen. sabes escribir y llegar al corazón. Recuerdo la pelicula, la vi hace muchos años, pero no recordaba el final...

Un cariño.

mariarosa

Marga Fuentes dijo...

Me he quedado un buen rato leyendo tu historia y oyendo al inmortal Kraus. Todo es de una gran belleza melancólica.
Gracias por tu creatividad.
Un gran abrazo,

mariarosa dijo...

Buen día Man:
Hemos amanecido con una primavera gris.
Gracias por la explicación del final de Candilejas. Sinceramente no lo recordaba, me refrescaste la memoria.

Hermosos los versos de la canción. Gracias.

Un cariño.

mariarosa

Isabel Martínez Barquero dijo...

Man, que casi lloro y me cuesta, me cuesta todavía contener las lágrimas.

¿Te das cuenta de la belleza que sale de los momentos bajos? También hay que recogerla y escucharla tranquilamente, transcribirla. Aunque duela.

Besos, hoy muchísimos.

Mar dijo...

Thereza no es desagradecida... Nunca lo fue... Todo lo contrario...

¿Sabes qué ocurre en este vida, Man?... Que hay seres que tienen una intuición especial para conocer a otros y, algunos, se ven venir muy rápidamente.

Las personas no cambian: se manifiestan.

Estrella Altair dijo...

Hola Man...

gracias por pasearte por mi casa y quedarte un rato, y regalarme un comentario..

es agradable..

Nunca entendí esta historia..

nunca le entendí a él..

si la amaba.. por que no fue mas valiente o mas.. egoista..

por que no intentarlo..y decirselo abiertamente y descubrir la verdad..

pero no quedarse con un tinte de nostalgia.. que para mi es lo peor ...
de hecho es con lo que no puedo de la historia con la nostalgia..

ademas que narices seguro que él encontraria otra que le devolviera la dulzura de los besos no dados..

Conozco bien esta música y te aseguro que me encanta..

Un saludo