jueves, 4 de noviembre de 2010

CUANDO DESPIERTES

.

.

EL BESO de Gustav Klimt


CUANDO DESPIERTES



Ella:

Deja que apoye mi cabeza sobre tu espalda

Déjame ahí dormir

Déjame rodear con mis brazos tu cintura, amado mío

Y posar mi mano derecha sobre tu pecho

Déjame dormir sintiendo tu calor

y las suaves caricias de tus dedos.


Él:

Ven hermosa mía, ven

Reposa tu amor sobre mi espalda.


Que el mundo se pare con sus afanes

Que callen las fuentes

Que enmudezcan los pájaros

Decidle al mar que se amanse, porque ella duerme

Nadie ose despertarla.


Dejemos que los relojes nos olviden

Y nos devuelva los tiempos perdidos.


Mientras ella duerme, acariciaré sus dedos

Le susurraré canciones amorosas

Y de su semblante, yo me saciaré


Y cuando a ella le plazca despertar

Me tendrá a su lado

La acurrucaré en mi pecho

Con un beso sellaré mi amor por ella.


Déjame apoyar mi cabeza en tu espalda, me dices.


Ven hermosa mía, ven
Reposa tu amor sobre mi espalda.
.
. (Man)
.

20 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Bello homenaje al amor, Men.

Buen texto.

Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

"Men" = MAN

La princesa de los pequeños grillos dijo...

Muchísimas gracias... Un beso...

Capuchino de Silos dijo...

Plasmada en palabras la belleza interior del alma que más ama.

Tu mujercita tendrá que estar muy feliz con este hermoso poema.¡Felicidades!

Un besazo

Alicia María Abatilli dijo...

De una belleza y una ternura que emocionan.
Hermosa poesía.
Felicitaciones.
La pintura, una de mis preferidas.
Alicia

Ángeles Hernández dijo...

Nunca podrá existir mejor apoyo para la cabeza, para el reposo, que su espalda.
Allí me acurruco porque soy bien recibida, siento su calor y su respiración y sé que él también me siente.

Así lo diría yo, pero la belleza del hecho, se magnifica con tu manera de expresarlo.

Gracias Man y un abrazo Á.

Yo dijo...

Muy bonito, eso quiero yo apoyar mi cabeza en su espalda.

un bso

Taty Cascada dijo...

Mi querido amigo:
Nada como reposar las tristezas, las ganas, el cansancio, y la felicidad en la espalda amada, en ese instante precioso el tiempo no existe, apenas es un latido que se pierde en la inmensidad del Universo...¡Cuántas veces! he sentido que el mundo se puede terminar en un segundo, que la vida afuera se libera en mezquindades y bajezas, pero existe un lugar tibio, donde mi mano y mi cabeza reposan de todo lo que la agobia... No sé cuánto durará, no me importa, sólo sé que éste tiempo robado al destino me libera mientras lo disfruto.
Un abrazo amigo.

Anónimo dijo...

¡Dar por este amor todos los bienes dela casa, sería despreciarlo! Que bien has plasmado estos sentimientos del alma, con reminiscencias del "Cantar de los cantares" en estos versos de tu entrada de hoy, Man.

Gracias porque me has conmovido. Un beso.

La flor del solsticio.

Espero que sepas quien soy.

TOÑI dijo...

No dejas de sorprenderme,que bonito.Que placentero es poder reposar la cabeza en la espalda...,en el pecho.....de la persona amada.

Mercedes Pinto dijo...

Nada como un amor correspondido, que tanto ella como él estén profundamente enamorados, es como pisar el paraiso.
Dos bellos poemas, con un toque muy original.
Un abrazo, amigo Man.

Javier Martinez V. dijo...

Un buen poema en donde resaltan todas aquellas frases de amor que callamos y que muchas veces ellas se las merecen.

Un gran abrazo.

A.K.E. dijo...

No hay mejor forma de expresar tan bellos sentimientos que con un poema. Porque solo la poesía es capaz de hablar desde el fondo del alma. Gracias por compartirlo on nosotros.

ISABEL MIRALLES dijo...

¡Cuánta dulzura y ternura hay en tus versos! Has dibujado un paisaje de amor infinito...

Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

La esposa, desvanecida, se ha dormido con la cabeza apoyada en el brazo izquierdo del esposo, que la abraza con el derecho. El esposo la conttempla con amor y no quiere que nada ni nadie interrumpa su abrazo de amor. Yase despertara cuando oiga la voz del esposo

Cada dia sacia y cada dia suscita sed, para beber de nuevo de ella.


Yo soy, un abrazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Qué bonico, Man, pero qué lirismo más exquisito.
Me recuerda el "Cantar de los cantares", también en versión Fray Luis de León. Ese tono, esa cadencia dramatizada él-ella...
Precioso de veras.
Besazos, poeta.

mariarosa dijo...

¡¡Muy bueno Man!!

Te das cuenta que dios nos da a cada uno un talento diferente. Yo no sería capáz de escribir tan bello poema, te lo digo en respuesta a tu mensaje.
Felicitaciones.

mariarosa

curro dijo...

Una bella poesia. He tenido la sensación de estar al lado de mi amada junto al mar. Muy bueba. Un abrazo.

LA CAJA DE ANBAIRO dijo...

Hermoso poema de amor, donde no hace falta ni pájaros ni relojes, ni fuentes, solo Él y Ella que aunque dormida, sigue al lado de su amante reposando su cabeza sobre su espalda para que sienta el murmullo de su agitada respiración.-
Bello, hermoso...
Un abrazopoeta amigo

MIS CYBER AMIGOS dijo...

HERMOSO !!! Me morí de amor !!! Abrazote Man y un placer visitarte! cariños Laura Cornejo