domingo, 20 de febrero de 2011

CANTAR DE LOS CANTARES 1

.
.

.
.

Ayer, en una boda, escuché un precioso canto entresacado de estos párrafos del Cantar de los Cantares; el Cantar por excelencia, el más hermoso.

Como sabéis, canta, en una serie de poemas, el amor mutuo de un Amado (Salomón) y una Amada (Sulamita) que se juntan y se pierden, se buscan y se encuentran, hasta poseerse definitivamente.

Cuando releo el Cantar de los Cantares, escrito hace más de 3.000 años, me doy cuenta que todas las palabras de amor que he leído y escuchado no superan, en absoluto, a las en él escritas.

Parece que en esto no hemos avanzado demasiado.

.

Me robaste el corazón,

hermana mía, novia,

me robaste el corazón

con una mirada tuya,

con una vuelta de tu collar.

¡Qué hermosos tus amores,

hermosa mía, novia!

¡Qué sabrosos tus amores! ¡más que el vino!

¡Y la fragancia de tus perfumes,

más que todos los bálsamos!

Miel virgen destilan

tus labios, novia mía.

Hay miel y leche

debajo de tu lengua;

y la fragancia de tus vestidos,

como la fragancia del Líbano.

.

Huerto eres cerrado,

hermana mía, novia,

huerto cerrado,

fuente sellada

Tus brotes, un paraíso de granados,

con frutos exquisitos:

nardo y azafrán,

caña aromática y canela,

con todos los árboles de incienso,

mirra y áloe,

con los mejores bálsamos.

¡Fuente de los huertos,

pozo de aguas vivas,

corrientes que del Líbano fluyen!

.

¡Levántate, cierzo,

ábrego, ven!

¡Soplad en mi huerto,

que exhale sus aromas!

¡Entre mi amado en su huerto

y coma sus frutos exquisitos!

.

Ct 4, 9-16

14 comentarios:

Javier Martinez V. dijo...

Que bella letra del Cantar de los Cantares. La verdad es que la desconcia completamente hasta hoy que gracias a ti la he descubierto.

Recibe un gran abrazo.

TOÑI dijo...

Es precioso,que buena fuente nada más y nada menos del Cantar de los Cantares,cuanta sabiduria encontramos en La Biblia y que gran desconocida.Un besazo.

Luis Madrigal Tascón dijo...

¡Muy bien, MAN, muy bien!. Muy bien trayendo aquí (para que alguno se vaya enterando) el Cantar de los Cantares, un Libro sagrado, rigurosamente sagrado, porque su canonicidad lo prueba y acredita. La misma Iglesia Católica, que tantos errores, creo yo, ha cometido (de buena fe) en la consideración de la sexualidad humana, aunque en su día surgieron muchas dudas, no vaciló finalmente en incluirlo en la Sagrada Escritura. Y hay que decir también que, al principio, no tan tímidamente como se ha dicho, puesto que lo incluyó entre los Libros Sapienciales (nada menos), para finalmente catalogarlo entre la Lírica, junto a los Salmos y al Libro de las Lamentaciones. Y, respecto al que podríamos llamar "Libro del Amor", hay que admitir ya, de una vez por todas, que no caben ni las interpretaciones alegóricas, ni menos aún las mitológicas. Tampoco cabe retomar la vieja cuestión de Yahvé, como "esposo de Israel", que entona un canto distinto al amor humano, haciendo, de estas palabras que publicas, una muestra tan sólo de "amor divino". Eso no puede ser, sería una monstruosidad. El Cantar, proclama abiertamente y ennoblece el amor estrictamente humano, entre un hombre y una mujer, y no es posible darle otra interpretación más que la que literalemnte se desprende, con suma pasión además, de las mismas palabras, literalmente, que tú publicas en esta noble entrada y que, efectivamente (versiones o traducciones aparte)son las mismas del Texto sagrado (4, 9-16). Y eso que te has "comido", bueno no has seguido reproduciendo lo que dice la Novia, en el versículo 16. Lo haré yo ahora con tu permiso, para que tantas mujeres timoratas, o simplemente hipócritas, no vacilen frente al amor. Dice la Novia: "¡DESPIERTA, CIERZO, LLÉGATE, ÁBREGO! ¡SOPLAD EN MI JARDÍN, QUE EXHALE SUS AROMAS!¡ENTRE MI AMADO EN SU HUERTO Y COMA SUS FRUTOS EXQUISITOS!". Y digo yo, ¿cómo no hacerlo, si el amor ha despertado quizá la más sagrada divinidad del hombre? ¡Que no se diga que sólo los hindúes, el Hinduismo, considera sagrada la sexualidad humana!. También nuestra Biblia, porque Dios (que sólamente puede ser Uno) ha bendecido la unión del hombre y la mujer (Gn 2). No quiero ir más lejos, refiriéndome al "matrimonio", porque tengo la certeza de que lo que bedice el Señor no se produce por las famosas "palabras de presente", sino por el amor. Naturalmente por el verdadero amor. Y sí diré algo, que no me conducirá a la excomunión, necesariamente. Nuestra Iglesia Católica, terminará admitiendo abiertamente el divorcio, (como lo hacen nuestros hermanos de la Iglesia Ortodoxa Oriental) en cuanto le conste al Tribunal que entre los cónyuges ya ha muerto el amor. Un fuerte abrazo, querido MAN, y no vayas a excomulgarme tú, por tu propia cuenta. Considera que soy un buen amigo. Pérdona por tan largo alegato. Luis Madrigal.-

Luis Madrigal Tascón dijo...

¡Ah...! Perdona, MAN. Qué tío más grande eres, sí que lo habías dicho. He reparado después en ello y, ciertamente, si no lo había advertido es porque lo que sí omites es decir que quien pronuncia la última estrofa (4, 16 incluído), no dices que es la novia, es ella, la mujer, y no el hombre. Un fuerte abrazo, nuevamente. Luis.-

Mar dijo...

Estoy de acuerdo con Luis: no creo que El Cantar de los Cantares sea una interpretación alegórica. Habla abiertamente, sin falsa hipocresía, del amor entre un hombre y una mujer. Amor, literalmente, humano.

Por las noches busqué en mi lecho al que ama mi alma;
Lo busqué, y no lo hallé.
Y dije: Me levantaré ahora, y rodearé por la ciudad;
Por las calles y por las plazas
Buscaré al que ama mi alma;
Lo busqué, y no lo hallé.


Preciosa entrada, Man... Preciosa.

Un beso.

Gladys dijo...

Un hermoso escrito muy sublime bello canto al amor.
Besos que tengas un feliz comienzo de semana.

El Gaucho Santillán dijo...

El "Cantar", nada menos.

Esto es bello, Man.

Un abrazo.

Man dijo...

"Los suspiros son aire y van al aire,
las lágrimas son agua y van al mar.
¿Díme mujer, cuando el amor se olvida,
sabes tú adonde va?.....

Tomando como soporte estos versos de Gustavo A. Becquer quiero hacer un comentario a esta entrada tan bonita del Cantar de los Cantares.

Es verdad que cosas más bellas no se podrán decir con respecto al amor humano, entre un hombre y una mujer, pero en mi humilde opinión y desde mi experiencia, si hay un Amor más sublime y ese es el amor que Dios nos tien y que hemos conocido a través de su Hijo Jesucristo, nacido de una carne como la nuestra. Un amor incombustible al paso del tiempo, que te ama siempre, aunque no te comportes bien. Que siempre te perdona aunque le hayas fallado. Un amor que cómo dice San Pablo:" todo lo cree, todo lo espera, todo lo excusa, soporta todo". Por eso en la Iglesia se puede vivir sin divorciarse uno; porque cuando vive inmerso en esta fuente del amor de Dios, puede amar de la misma manera y el amor se reconstruye y se renueva constantemente.

Yo quiero gustar siempre de este amor y vivirlo contigo, Man.

Un beso: Mª Dolores

Ángeles Hernández dijo...

Los ssentimientos del hombre, las emociones más sublimes, poco han cambiado desde que tenemos noticias de ellos a traves de los textos.

Como muestra esta hermosa perla extraída de la Biblia, que te agradezco en el alma, Man porque estamos muy necesitados de amor y de ternura.

Gracias también a Luis Madrigal por su extenso comentario y a todos los que disfrutan de tus reflexiones. Á

mariarosa dijo...

Hola Manuel, que bello regalo hace tiempo no leía el Cantar, ha sido hermoso recordarlo. Comparto tus palabras, nada nuevo, después de leerlo.

Un beso.

mariarosa

MARIA DOLORS dijo...

"El encuentro"

"No te tardes,amor, ni te demores
que conforme la tarde va pasando,
se van acrecentando mis temores
y poco a poco voy desesperando"

Así canta la alondra en el alero
del tejado, y espera con sus miedos,
la llegada del dulce compañero.

Ya se oye el gorjear en el lindero
del jardín,ya crujen las pisadas
en la grava extendida del sendero.

¡Ya viene!, grita ella, alborozada.
Se estremece ansiando el tierno encuentro;
y en la gran comunión de este momento
adelantan para esta vida el "cielo"


Te dedico este humilde poema Man. Antes me he equivocado al pulsar y ha salido mi comentario, como si lo hubieses hecho tú.

Un beso: MARIA dOLORESw

Isabel Martínez Barquero dijo...

Eres un sol trayéndonos esta maravilla, querido Man.
Desde pequeña me gusta "El cantar de los cantares" y, cada poco, lo he releído. No me extraña que Fray Luis de León se prendara de estos versos para siempre.
Un abrazo muy fuerte.

Murcia útil dijo...

Manolo, mándame tu email que no lo encuentro.

Juan Ballester

mariarosa dijo...

Hola Man.

Gracias por tu comentario. Me alegra que hayas recibido el libro de di Marco, lo encontrarás muy útil y con sabios consejos para ir puliendo esos pequeños detalles que tenemos los escritores y no nos damos cuenta.

Espero que me cuentes que te pareció.

Un beso.

mariarosa