miércoles, 14 de marzo de 2012

REMOVIENDO POR MIS RECUERDOS 1


   
   

     Pasé la noche esperando a que amaneciera el nuevo día. No me dormí hasta que el alba derramó sobre mi ventana, cien tonos de gris. Rompió la tregua un oblicuo rayo sol y la voz de mi madre que, con un beso, me despertaba.
     ─Despierta Manuel. Es la hora.
    Con el cuerpo bien lavado y duchado desde la noche anterior, mi madre procedió al ceremonial de revestirme con aquél traje blanco. Recuerdo que todo era nuevo para mi: la ropa interior; los pantalones; los tirantes; la camisa; los gemelos; los calcetines y zapatos... y hasta unos guantes de piel de cabritillo. Todo de blanco, inmaculado, como la Sagrada Forma que iba a recibir aquella misma mañana en mi colegio de los HH. Maristas.
     Pasé por el comedor de mi casa y allí me esperaba la visión del árbol del paraíso: el ágape (bollos; dulces; tartas; chocolate...) Suculentamente preparado para celebrar el desayuno a nuestro regreso.
     Mi hermana, tres años mayor, vigilaba mis movimientos; más por ver si caía en la tentación de romper el obligado ayuno ─aunque solo fuera con un grano de azúcar─, que por impedir que lo hiciera. Si rompía el ayuno, no podría comulgar y ya no sería el "buen" protagonista del día. "Eva" lo intentó con toda clase de insinuaciones.
     Hoy me he encontrado con esta fotografía, sobre la que el tiempo se ha puesto amarillo, y en ella me veo: serio; solemne; en el momento de renunciar a Satanás, a sus pompas y a sus obras...
   Lejos estaba yo entonces de sospechar que esa renuncia solo era el comienzo de muchas otras que vinieron después.
     Pero, ciertamente, aquella fue un hermosa mañana.osa mañana.



14 comentarios:

Alicia Abatilli dijo...

Un paso adelante, otro al costado, alguno que otro atrás.
Etapas que comienzan, sueños que vuelan.
Un recuerdo que se agiganta cuando lo compartes, Manuel.
Gracias

El Gaucho Santillán dijo...

Que momento, amigo!

Tambien yo poseo una foto parecida.

Que tiempos. Todo pasa.

Un abrazo.

Taty Cascada dijo...

Hermoso recuerdo. Las fotos tienen el don de capturar el tiempo -lástima que también nos provoquen lágrimas por lo cambiados que estamos-.
Un abrazo para ti.

Luis Madrigal Tascón dijo...

¡Muy bien, MAN! Eres un valiente. Sobre todo si cumples lo que juraste aquel día. Aunque tiene mucha razón Alicia. Pero, aún así, si los pasos al costado, creo yo, apenas significan nada, los que se dan atrás tampoco. La Misericordia de Dios es infinita. Y el pasado, nunca existe. Sólamente el presente, el propósito firme de ir hacia adelante. Yo también recuerdo aquella hermosa mañana, pero, con el tiempo, he podido advertir que hubiese sido mucho más hermosa, más clara aún, si no nos hubiesen contado tantas mentiras, ¡Que Dios los perdone, no lo hicieron de mala fe! Por cierto, apuesto a que eres el más alto, el de la izquierda. Te sigues pareciendo mucho. Un abrazo MAN. Tu amigo, Luis Madrigal.-

Abriendo Caminos dijo...

Momento de la vida que por alguna razon vuelve a nosotros y que bueno es recordar.

Saludos!

mariarosa dijo...

Hermoso momento que nadie olvida. He olvidado muchos momentos, que me parecieron importantes, sin embargo, ese momento no.
UNa música muy acorde, bella.

Gracias por las palabras que dejaste en mi blog.


Un abrazo.

mariarosa

Isabel Martínez Barquero dijo...

Aquella fue una hermosa mañana y este es un texto muy hermoso, Man, trabado con frases bellísimas, de orfebre (me gusta muchísimo ese amanecer que derrama sobre tu ventana cien tonos de gris o que el tiempo se ponga amarillo en la fotografía, ¡son geniales!).
Y sí, cuántas renuncias y cuántas alegrías, que la vida es apasionante siempre.
Un abrazo agradecido por las buenas letras.

P.D.- También yo sé quién eres: el de la izquierda.

mariarosa dijo...

Como aún estamos en tiempo pascual aprovecho a decirte: Feliz pascua.


Se extrañan tus textos.

Un abrazo.

mariarosa

stella dijo...

Caminar hacia adelante y seguir fiel a la renuncia que se hizo y las que estan por llegar me emociona....todo cuesta, pero la firmeza obtiene su recompensa siempre
Me ha sido grato llegar a tu casa y leerte
an
Un abrazo
Stella

Mar dijo...

¿Solamente FELICIDADES?...

Vaaale...
Pues...

Solamente GRACIAS.

Anónimo dijo...

Que vivos están tus recuerdos! Y que bonito leerlos.
Un abrazo
Celia Marina.

Anónimo dijo...

Man, tienes el blog abandonado, a ver cuando vuelves....
Un abrazo
Tu hijo Pablo

Luis Madrigal Tascón dijo...

Oye MAN: Yo no soy tu hijo, pero sí tu amigo. Y te digo lo mismo que Pablo. Oye, Pablo: ¿Cómo podríamos "despertar" a tu padre?. ¿De un garrotazo, quizá? ¿O tal vez de un puntapie en la espinilla? Un abrazo al hijo y al padre. Luis Madrigal.-

AURA dijo...

Tu ultima entrada fue "Removiendo por mis recuerdos", ¿tan pocos recuerdos tienes,que te paraste en el dia de la 1ªComunión y no sigues?. Nos dejaste con "la miel en los labios",no seas tan perezoso y haznos participes de algun recuedo más.
Si supieras todos los seguidores de tu blogger,que dia a dia pasamos a verte y nunca encontramos nada,que te concienciarias y nos contarias algo.

MAN: Te necesitamos!!!!!