viernes, 5 de febrero de 2010

EN UN MOMENTO

.

Decía yo el otro día, cuando lo del Tango, que la vida se vive sumando momentos, y es cierto, porque hay veces que se vive una vida en solo un momento.

La vida es breve pero bella, como la de una mariposa.

Escuchad si no, lo que dice Al Pacino en este diálogo de la película “Perfume de Mujer”, y de paso disfrutad con este popurrí de preciosos tangos.

De nada, regalo de la casa Man



9 comentarios:

Mercedes dijo...

¡No puedo ver el video! Jo. Volveré después a ver si hay más suerte. Con lo que a mí me gusta esta película, "Perfume de mujer". Me gustaría recordarle, aunque sólo fuese un trocito.
Hasta luego.

Man dijo...

Es posible que sea porque he cargado muchos videos y se ha sobrepasado la capacidad de tu ordenador y tienes muchas entradas a la vista.
Voy a hacer lo siguiente: Yo tengo puestas que se vean en la página principal mía 4 entradas, voy a modificarla y voy a poner solo 3. Si sigues sin verlo me lo dices y lo bajo a 2 hasta que lo veas. Cuando lo hayas visto me lo dices y volveré a colocar los 4.Yo ya sé que no puedo poner tantos videos youtube seguidos.
Mira ahora si puedes verlo.
Vas a necesitar un ordenador más potente. Tú cargas muchas cosas en tu blog ;-)

Man dijo...

¿Alguien más no ve el video?

josefina dijo...

QUE BONITO EL TANGO Y QUE BIEN BAILADO.GRACIAS.
ABRAZOS

Mercedes dijo...

¡Qué bonito, Man! Mil gracias. Ni te imaginas cómo lo disfruté. Ale, ya puedes poner tus 4 entradas, lo he visto dos veces.
Habrás escrito hoy, ¿no?
Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Qué bonita película Man y qué genial Al Pacino, gracias por traerla ;-)

Besos y besos.

Paloma Corrales dijo...

Ah por cierto... siempre la conocí por "Esencia de mujer" ¿estaba en un error?.

Otro beso.

Man dijo...

Me alegro que os haya gustado tanto como a mí.
Paloma efectivamente es “Esencia de Mujer” y casi siempre me confundo. El perfume, que es lo que detecta Al Pacino, es algo añadido por la mujer por el que se puede incluso saber cosas de su personalidad. La “Esencia” es algo más profundo, personal e inmutable que se llega a percibir en la persona amada lo cual nos atrae más a ella y que es repelente en las personas no amadas. También se percibe en ciertas estancias como: “aquí se respira paz”, “olor de santidad”. Pienso que tiene que ver con la química de las hormonas (adrenalina, testosterona, tiroxina…) que se activan cuando nuestro cerebro lanza los neurotransmisores en función del placer que nos reporte la visión contemplada o los otros sentidos percibidos.
Somos y estamos hechos de una delicadeza, desconocida y agradablemente misteriosa. No quiero saber más.
Un abrazo a todos

Mercedes dijo...

¿Qué tal llevas tu novela? ¿Aprovechaste el fin de semana? No dejes de informarnos de vez en cuando.
Nos vemos.