miércoles, 17 de febrero de 2010

REFLEXIONES.

.

No hay nada tan suave y a la vez tan fuerte como el agua que va fluyendo lentamente por un río. El hombre y el agua comparten su sustancia y tienen un mismo destino: seguir siempre adelante. Pero el agua, al contrario que el hombre, nunca vuelve la vista atrás ¿Será porque el agua no tiene corazón? ¿Será porque tampoco tiene memoria? ¿Será porque el hombre no sabe lo que quiere? ¿Será porque el hombre no sabe lo que tiene?


25 comentarios:

Mercedes dijo...

Contesto sin dudar: es porque el hombre no sabe lo que tiene, y es porque el hombre no sabe lo que quiere.
Esto de haber sacado el agua en estos momentos... No sé si sabes que vivo en Alhaurín de la Torre y si has visto las noticias... Temo que mañana ire a comprar en canoa. En algo más nos parecemos al agua: somos imprevisibles.
Me alegra ver que vienes a dejarnos algo de vez en cuando en tu blog; aunque prefiero que le metas caña a esa novela que se hace esperar.
Un abrazo enorme.

Capuchino de Silos dijo...

El corazón del agua es su propia existencia que alimenta al hombre. Sin embargo, el hombre, teniendo corazón como lo tiene, ni sabe lo que tiene ni tampoco la valora.
Preciosa reflexión y preciosa fotografía.
Un fuerte abrazo

El Gaucho Santillán dijo...

El hombre vuelve la vista atràs, cuando lo que tiene por delante, ya no es suficiente.

Quizàs, no sabe que es lo que quiere.

Pero sabe que no està ahì.

Saludos

Capuchino de Silos dijo...

Man: Cuando pinchas la música se escucha publicidad.
Yo he quitado la mía, porque cuando el post es pequeño no da tiempo a escucharla.
Sólo quería que lo supieses.

Luis Madrigal Tascón dijo...

Querido Man: Todas las preguntas que formulas en orden al posible descubrimiento de la causa, pueden contestarse, a mi entender, afirmativamente. Pero, me permito preguntarte a ti, a mi vez, ¿sabes tú por qué?. Por qué pueden contestarse afirmativamente. ¿Qué te parece si entablamos un nuevo debate? Un abrazo. Man

Mercedes, yo sí sábía y sé que vives en Alhaurín de la Torre y he visto las inundaciones en TV. Por eso, ya había rezado por tí y por tu seguridad. Entiendo que nada te ha sucedido, aunque a otros sí. Lo lamento.

"C": Ese asqueroso efecto publicitario, nos pasa a todos. Yo lo descubrí hace días y luché contra él, porque me parecía culpa mía. Pero, no. Está visto que no hay tantos "mecenas" como en princiipio parece, y que el capitalismo canalla e inmisericorde no respeta nada. Estoy pensando en no volver a publicar ninguna obra de "goear". Hay otras posibilidades, que voy a consultar con un experto. Os diré lo que me diga. Saludos a todos. Luis.-

Luis Madrigal Tascón dijo...

Disculpad que vuelva sobre la cuestión de la publicidad. "C": A ti, también te pasa. Observa al efecto tu entrada relativa al Último Capítulo de "El Ruiseñor y la rosa". Acabo de comprobar que se produce el mismo efecto. Lo siento. Veremos cómo pdemos "largarnos" de goear. Luis.-

Man dijo...

MERCEDES, muchas gracias por tus palabras y tu apoyo. Sí estoy algo enterado de lo de Alhaurín pero la verdad es que no mucho. Ahora entro en la fabrica a las 9 y salgo a las 9 o 10 de la noche. Termino de entrar en Internet para leerlo y veo la barbaridad de agua que os ha caído y la previsión del tiempo dice que mañana llueve. ¿Estáis vosotros bien? Ya tenemos a Luis rezando y yo preparado con el 7º de Caballería con el general Custer al frente y el submarino Isaac Peral de Cartagena por si es necesario.
Un abrazo y dime algo, broma aparte.

Man dijo...

Querida C. de Silos. A esa conclusión es a la también llego yo. Coincidimos.
Sí ya me he dado cuenta de lo desagradable de la publicidad. También paso con una tuya hace unos días. Es completamente detectable y intolerable. Si Goear persiste en ello se acabó Goear. Encontraremos otro camino.
Un abrazo.

Taty Cascada dijo...

Amigo, siempre he sentido el agua como elemento purificador y de sensualidad... Si fluye y no retorna es porque sabe lo que desea, el encuentro con el oceáno, su vientre de sales...Sabe lo que quiere, a diferencia de los hombres, que se pierden en uno y mil afluentes. Tiene memoria acuosa, silenciosa,- pero efectiva- sabe bajar por la montaña, y buscar las señales de otros riachuelos para llegar a su destino, ¿ qué hace el ser humano ?, cambiar una y otra vez de pareja, ciudad, trabajo, etc...¿ Si tiene corazón? , por supuesto , un corazón que late impetuoso, fuerte, cadencioso entre los cañaverales, sensual entre las zarzamoras. Por conclusión me quedo, con el último razonamiento, " el hombre no sabe lo que tiene.". Ojalá tuviese, los ojos claros, inocentes, perlados de una gota de agua.

Man dijo...

GAUCHO ¡Hummmmmm! Habría que hablar mucho de eso de volver la vista atrás porque lo de delante no es suficiente. Si vuelve la vista atrás posiblemente te pase lo que decía D. Pedro Calderón de la Barca allá por el XVII

"Cuentan de un sabio, que un día
tan pobre y mísero estaba,
que sólo se sustentaba
de unas yerbas que cogía.
«Habrá otro», entre sí decía,
«más pobre y triste que yo?»
Y cuando el rostro volvió,
halló la respuesta, viendo
que iba otro sabio cogiendo
las hojas que él arrojó"

Hay un refrán en España, no se si conocido en Argentina, que dice:
"Agua pasad no mueve molino".

Nos sentaremos a discutir esto tomando un buen mate, Gaucho ;-)

Man dijo...

Querido LUIS. !Cuanto tiempo sin pasar por esta tu casa!.
¿Quieres que disertemos ahora sobre el silogísmo y los juicios aristotélicos? Podría hacerlo pero ¡Ufff! a eso me ganas por goleada, "¿No es ello menos cierto Sr. Letrado que...?" Además corremos el riesgo de aburrir hasta a las focas de zoo. Me doy por vencido. Es como si yo propusiera un sistema de ecuaciones diferenciales ;-)
Un abrazo amigo Luis y voy a ver eso de la publicidad tan desagradable en Goear que, por cierto, también te salió a ti el otro día con unos muñequitos de una bebida

Man dijo...

TATY CASCADA. Lo que has escrito es PRECIOSO además de acertado.
El rió, inexorablemente, va siempre buscando a su destino, el mar. Unas veces lentamente, otras con bravura, otras bailando un vals en sus meandros y otras en dulces remansos, pero “fiel” a ese destino, sigue su camino.
El hombre es el único ser de la Creación que puede decir ¡NO! a su historia y torcerla o tergiversarla. Libre albedrío. Grandezas y torpezas del ser humano.
Me has emocionado. Gracias y un abrazo

Mercedes dijo...

Gracias a ti, Man, y a ti, Luis. Estoy bien, yo creo que es porque rezais y además tenéis el 7º de caballería preparado; será por eso que me siento segura.
Un abrazo a los dos.

El Blog de Clau dijo...

No creo que esté mal volver la vista atrás, si es para no volver a cometer los mismos errores o para mirar el camino andado.Es cierto que no nos parecemos a ningún otro elemento de la naturaleza.Ni siquiera somos similares entre nosotros, somos como se ha dicho"únicos e irrepetibles".En algo el agua no es tan"libre"y es que al igual que muchos seres humanos ella siempre toma la forma del recipiente que la contiene.En cuanto a que sigue siempre adelante, si bien es cierto que no desanda lo andado(salvo cuando un rio se desborda y luego vuelve a su cauce)...es relativo, una represa es capaz de retenerla y nosotros los humanos a veces vivimos buscando "represas"
Besos
Clau
PD:Hermoso el poema de la entrada anterior

Paloma Corrales dijo...

Mi querido Man, venía a comentar tus reflexiones y he leído las letras de Calderón y me he llenado de recuerdos, no puedes imaginarte la de veces que mi madre las ha repetido, podría decirse que he crecido con ellas, qué gracia.

En cuanto a las reflexiones sobre si sabemos lo que queremos o si apreciamos lo que tenemos... uf la respuesta es tan compleja como la vida misma, supongo que por épocas, y supongo que por épocas nos perdemos también... pero esa eterna búsqueda de conocimiento y de los porqués existenciales es lo que que ha permitido la evolución del hombre... bueno, que me pondré filosófica y no acabaré...

Un besazo.

Anónimo dijo...

yo creo que nosotros volvemos la vista atras porque Dios nos ha dado la libertad. No tenemos una ley como el agua una ley que no pasara- Un beso y hasta muy pronto. No vuelvo la vista atras. Voy para alla. M.Dolores

TOÑI dijo...

El agua que suave cuando se desliza sobre la piel de un bebe.Que brava cuando la mano del hombre,le cambia el rumbo, y no mira atrás,pero parece tener memoria para "por las bravas",encontrar su camino ese que le cambiaron.Creo que tenemos en nuestras vidas, dias en que no sabemos ni lo que tenemos,ni lo que queremos,¿y si fuera posible ser solo agua,para encontrar el camino que nos hicieron dejar?

FOS dijo...

El otro día, en otro foro y ante una propuesta similar en la que se defendía que hay que ir siempre hacia adelante sin mirar para atrás, yo intervine y dije que no estaba del todo de acuerdo con esto, ya que bajo mi punto de vista es conveniente mirar atrás para tener una perspectiva de lo que hemos andado, para no olvidar las enseñanzas del pasado y para viendo los obstáculos superados, tener la autoestima de que somos capaces de seguir nuestro camino enfrentándonos o afrontando lo que sea como hasta ese momento lo hemos hecho. Creo que lo de convertirte en estatua de sal si miras atrás, es sólo una cita bíblica que en nuestra realidad no es constructiva.

Man dijo...

Son hermosas todas vuestras reflexiones, Son hermosos y serios todos vuestros puntos de vista que estamos compartiendo. Como bien dice Clau somos "únicos e irrepetibles"; se perdieron los moldes con los que fuimos modelados.
Quizás volvemos la vista atrás cuando tenemos miedo y nos falta el valos de afrontar un futuro que creemos incierto y buscamos la seguridad de un tiempo pasado que pensamos que fue mejor. Toñi, si miras para atrás solo verás tus sombras, el sol está delante. Un beso.
Ciertamente es hermosa nuestra amistad.
Y tú, mi querida y Anónima esposa, no vuelvas la vista atrás no sea que, como a Lot, te conviertas en estatua de sal te quedes allí. Hasta mañana querida esposa.

Capuchino de Silos dijo...

Man: muchísimas gracias por tu regalo.
Andrea Boccelli me encanta y con él he volado a las estrellas.
¡¡¡Maravilloso!!!

Ángeles Hernández dijo...

El agua no tiene corazón, el agua no tiene memoria, el agua es fuente de vida pero no es vida.

No podemos prescindir de nuestra memoria, somos lo que somos gracias a nuestro pasado, si lo perdemos seríamos como recién nacidos.

Man dijo...

Ángeles, te dejé un comentario en la entrada de los Haikus de Añoranzas. Muchas gracias.

salvadorpliego dijo...

Buenas tus interrogantes… Realmente hacen pensar.

Gracias por compartir.

Saludos.

josefina dijo...

Sera por todo eso, pero el sonar del agua bajando por el rio me encanta.
Un abrazo

Mercedes dijo...

¿Qué tal va el fin de semana, Man?
Vengo a interesarme por ti y por tu obra, y a decirte que ¡sigue lloviendo en Alhaurín! Madre mía.
Pero tranquilo, estamos bien, tenemos la zodiac en la puerta por si acaso.
Hasta pronto.