sábado, 17 de julio de 2010

GENTE DE MI TIERRA: EL ACTOR PACO RABAL

.
Yo no puedo concebir la playa sin su cine de verano. Sin la devota emoción de ir a un programa doble con un bocadillo (el mío de sobrasada con queso, por favor) una lata de fría cerveza, una butaca plegable con cojines, un suéter anudado por los hombros (reminiscencias fashion de antiguas películas) y una bolsa de pipas. Son cosas inseparables del verano

No lo puedo evitar, el cine me emociona y lo llevo en la sangre. Quizá desde que mi padre, cuando yo tenía solo 4 años, construyera aquel llamado CINEMA MIRA (otra versión de "Cinema Paradiso") en el pueblecito de mi madre y de mi niñez.

Hablando de cine, hoy os traigo a un grandísimo actor. A un gran hombre de esta tierra mía que tiene de todo y da de todo y para todos.



PACO RABAL

El murciano Francisco Rabal Valera nació el 8 de marzo de 1926 en Cuesta de Gos, una pequeña pedanía de Águilas (Murcia) Era hijo de un minero y de una molinera que en 1936 emigraron a Madrid donde trabajó como vendedor ambulante de chucherías y en una fábrica de chocolate, al tiempo que asistía a las clases nocturnas de un colegio jesuita donde ya montaba obras de teatro.

En 1941 se inauguraron los Estudios Cinematográficos Chamartín y Paco Rabal fue contratado como aprendiz electricista. Allí comenzó con sus primeros papeles de figurante que alternó con obras de teatro en el cuadro artístico de la Compañía Lope de Vega en los teatros Infanta Isabel y María Guerrero.

La oportunidad en el cine le vino en 1946 como actor de reparto en la película de Rafaél Gil "La pródiga". Fue en la década de 1950 cuando se proyectó hacia el estrellato apartándose del teatro donde había obtenido clamorosos éxitos y trayéndose con él a su compañera de teatro, Asunción Balaguer, con la que se casó en 1951 y de la que tuvo dos hijos, la actriz Teresa Rabal y el director Benito Rabal.

Su producción artística es cuantiosa llegando a firmar una filmografía de unas 200 obras. Si por su profesionalidad y por su amplio registro como actor, llegó a alcanzar las cotas más altas de la cinematografía, yo destacaría su magnífica capacidad declamatoria. Nadie ha declamado poemas como lo hacía él.


En el cine yo destacaría la película "Los santos inocentes" de Luis Buñuel

sin olvidar mi murciana película "Pajarico" de Carlos Saura.

Y en televisión la serie del torero"Juncal"

No lo puedo evitar, me emociono.

Murió el 28 de agosto de 2001, sobre el cielo de Marsella, cuando volaba procedente de Montreal de recoger un premio y le esperaban en San Sebastián para entregarle otro que, emocionadamente, recogió su nieto.

Ahora, en Águilas, en su natal Cuesta de Gos, donde tanto le gustaba estar, su amigo el financiero y presidente del Banco Central, Alfonso Escamez, también aguileño y murciano él, mandó realizar una escultura en bronce de Paco Rabal, sentado sobre su sillón de mimbre, con la vista sobre los almendros.

Genio y figura.






15 comentarios:

Mercedes dijo...

Lo admiro, lo admiro y lo admiraré siempre. Tanto en la gran pantalla, como en la pequeña, como en sus entrevistas... siempre me dejaron huella sus palabras y tu talante. Creo que era un hombre con un alto nivel de sabiduría, tal vez por ello no tuvo que viajar al cielo y murió directamente en él.
Los santos inocentes, que yo ya había leído (Delibes es uno de mis maestros) ha sido de las pocas películas, tal vez la única, que han hecho justicia a la obra original, posiblemente gracias a este grandísimo actor.
Y qué decir de "Juncal". Bajo mi puntos de vista, la mejor serie de televisión de todos los tiempos; una joya. Deberían reponer sus trabajos, soberbios todos.
Menudo murciano nos has traído.
Un auténtico placer recordad a Paco Rabal.
Un abrazo.

Mery Larrinua dijo...

Que buenos recuerdos!!!
un abrazo

El Gaucho Santillán dijo...

Vi, "Pajarico", que aquì se llamò "Pajarito".

que actor! No sabìa que era murciano.

Un abrazo.

Taty Cascada dijo...

"Los santos inocentes", inolvidable película, soberbia, ahora por ti conozco de la vida de ese gran actor.
Un abrazo.

J.Lorente dijo...

Es la primera vez que te visito, Man, y me alegro de que haya sido hoy. Me has emocionado... Soy Aguileño y admiro a Paco Rabal como el que más.

Gran Actor, Voz Irrepetible, Enamorado y Emisario sin igual de su Tierra (La Mía), Poeta Emotivo y Sentimental, pero sobre todo, Amigo de sus Amigos.

Gracias, Man, por este Homenaje merecido y por traerme al Recuerdo de tan Ilustre Aguileño.

Un Abrazo, Man.

Alma Mateos Taborda dijo...

Muy bella entrada un merecido homenaje a un grande. Felicitaciones! Un abrazo.

Isabel Martínez dijo...

Simpático, socarrón y, sobre todo, genial, un artista como la copa de un pino, un actor enorme.
Paco Rabal permanece en nuestro recuerdo y permanecerá siempre. Es difícil olvidar su humanidad y su buen hacer.
Un beso emocionado.

cabopá dijo...

Oiga, es usted muy intuitivo...Sí, es el Balneario de La Encarnación,traído muchas veces a mi blog en entradas anteriores...
Nada que seguro que nos vemos por ahí,ya me he quedado con tu cara...
Menudo murciano nos presentas hoy,tengo una fotico de esta escultura fueneraria,estuve en la Cuesta de Gos un día en que los lagartos iban con cantimplora...
Besicos salados.

Capuchino de Silos dijo...

Murcia tierra de buenas cosechas, si señor.
No sabía que Francisco Rabal fuese de allí.
Fue un gran actor con una voz preciosa.

¡Enhorabuena!

Un fortísimo abrazo

mariarosa dijo...

Hermoso recuerdo.

¿Quién no recuerda a paco Rabal? Un actor de esos que llevan en la sangre la actuación. Un saludo.

mariarosa

Alicia María Abatilli dijo...

Los Grandes, los señalados viven en nosotros, como Paco Rabal vive en vos.
Un abrazo.
Alicia

Felipe dijo...

Man:
Que buen blog tienes¡ Y que visitantes tan majetes¡
No puedo evitar saludarte aún a toro pasado:
un cine de verano, en Mar de Cristal con Rosi y mi hermano Ginés, tu ahijado o en La Manga algunos años mas tarde con mi primo Manolico Saura que no dejaba de hablar ni un segundo; con un bocadillo de tortilla francesa y una "fantanaranja" es uno de los mejores recuerdos de mi infancia. Aún huelo a tortilla francesa y me viene a la memoria esa imagen.
Gracias Man y sigue perseverando que lo haces muy bien.
Un abrazo para todos.
Felipe

Poetas del Mundo dijo...

Querido amigo un hermoso homenaje a un grande, no conocía su historia, gracias por compartirla.
besitos para ti.
feliz dia del amigo, que Dios te bendiga

Mar dijo...

¡Ya estoy aquí!... Estaba esperando para que mi comentario no fuera el 13 (supersticiosa que es una, Man, no se puede ser perfecta... Ja).

Has elegido para hablar de una de las personas-personajes que más me han fascinado y me fascinan,... por diversos motivos.

No voy a alargarme mucho. Sólo decirte que, como cinéfila, y amante del teatro, me pareció un magnífico actor,... guapo (cuando era joven ;))... y con una voz que enamoraba.
Yo tuve el privilegio de conocerlo personalmente... en su Águilas, en mi Águilas, peeero (siempre hay un pero) ya de muuuy mayor, cuando su voz era casi inaudible, su rostro estaba hinchado... y llevaba una gorra.
Verás, te cuento: fue el mismo año que murió, en los Carnavales, en los que fue el Pregonero.
Por esos azares de la vida yo huía de la gente de la Glorieta, que esperaba para oír su Pregón. Iba buscando dónde tomar un analgésico para el dolor porque estaba en esos días tan simpáticos que tenemos las mujeres. No sé de dónde ni cómo surgió. Recuerdo que, varios coches, y la policía, me cercaron en la calle lateral y alguien me tocó la cabeza. Me giré y le vi. Me sonrió y me acarició la cara. Era impresionante, en el más literal sentido de la palabra.
Enorme, grande. ¡Qué carita pondría que su mujer se rió, con una dulzura incríble!
Creo que no necesité el analgésico.
Por cierto, al año siguiente ella, Asunción Balaguer, fue la Pregonera de los Carnavales.

Dicen que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer... pienso que, Asunción Balaguer, es una gran mujer. Que aguantó carros y carretas... pero que supo hacer que, después de sus "correrías", Paco Rabal volviera al nido.

Su amor por Águilas es mútuo. Todos los aguileños le adoran.

El Sábado pusieron en el Centro cultural que lleva su nombre, otra magnífica película con otra magnífica interpretación de él (también de Delibes) El disputado voto del Señor Cayo.

Oye, se van a meter conmigo: van a creer que llevo comisión del Ayuntamiento por la publi que hago de Águilas...

Un besazo, murcianico.
Es un placer leerte.

dondelohabredejado dijo...

es unactor que admiro muchísimo, he leído un libro de él, con sus reflexiones sobre el arte dramático, que es una maravilla.
Me ha encantado tu post, un homenaje muy merecido.
Un abracito.