sábado, 5 de noviembre de 2011

OTOÑO




.
.../...

Hojas del árbol caídas

juguetes del viento son:

las ilusiones perdidas,

¡ay!, son hojas desprendidas

del árbol del corazón

.../...

Buscad este maravilloso poema y, si os gusta, que cada uno de vosotros lo comente con una de sus estrofas. Así será leído por todos



12 comentarios:

Capuchino de Silos dijo...

¡Qué alegría Man y qué entrada tan poética al otoño!
¿Qué tal estáis? Me alegro "verte" de nuevo.

Un besazo ASÍ DE GRANDE. Otro a tu mujercita.

Alicia María Abatilli dijo...

Bienvenido, Manuel.
Placer leerte otra vez.
No te vayas.
Alicia

Isabel Martínez Barquero dijo...

¡Cómo me alegra verte aparecer por tu blog, gran hombre! Y apareces con poesía, y nos traes ese regalo delicioso: la ternura deliciosa de la fotografía, qué cosita más linda.
Un abrazo bien grandote.

MARIA DOLORES dijo...

Al hilo de este poema de Espronceda, se me ocurren estos versos como comentario:

"En este ciclo precioso de la vida,
que fluye sin cesar,
esta niña recoge esas hojítas,
ilusiones que dejamos al pasar.

Esta imagen vale más que mil palabras:
Hace presente la inmortalidad"


Bonita reflexión para este dia otoñal en que nos hemos quedado en casa. En la calle hace un viento desagradable que está desnudando los árboles. Esta foto de Bianca en Sulmona, me recuerda nuestra estancia en verano con nuestros hijos y nietos. Ellos son nuestras ilusiones renovadas, nos adentran en la eternidad.

Un beso: Mª Dolores

Candela dijo...

Todos volvemos poquito a poco. Me gusta volver a leerte.

"¡El corazón sin amor!
páramo cubierto
con la lava del dolor,
oscuro inmenso desierto
donde no nace una flor!"

Para mi esto es lo más importante, que el corazón siempre tenga a alguien a quien amar.

El otoño nos llega, pero después del frío del invierno siempre hay una primavera, ¡siempre!

Besos a miles.

Candela

El Gaucho Santillán dijo...

Un gusto leerte, amigo.

Que estès bien, y junto a los tuyos.

Un abrazo.

Luis Madrigal Tascón dijo...

Querido MAN: ¡Gracias sean dadas al Altísimo, por tu reaparición! Se te extrañaba. Eres un verdadero "provocador" literario y esto te va a costar caro, porque no pienso ser muy breve, precisamente. Tú lo has querido. ¿Tengo que elegir "una de sus estrofas", para ser comentada? Lo pones muy complicado, porque, como sin duda sabes muy bien, y contigo muchos de tus lectores, aunque puede que no todos, la tan repetida y tantas veces citada "estrofa" que propones como referencia, forma parte de un poema narrativo de 1.704 versos, dividido, a su vez, en Cuatro Partes. Omitiré indicar el argumento. Sí me gustaría decir, no obstante, que, como todo género narrativo, aunque en este caso no puro, sino con la utilización del verso, más creo yo que de la Poesía (por eso es un pretendido poema), también en cierto modo podría considerarse Teatro y, en particular, en cuanto a su inspiración, muy cercano al propio mito de Don Juan Tenorio. Pues bien, por este motivo, es difícil elegir una "estrofa". Más aún. Es imposible, porque, en ninguna de las cuatro partes del Poema (o del drama), utiliza Espronceda propiamente "estrofas", en sentido estricto o "canónico",considerando que se trata de un romance y, el romance, por propia definición, consiste en un conjunto indefinido de versos (los ya dichos 1.704). Omitiré también referirme a que estos han de ser octosílabos y de rima asonante, porque, en este tipo de obras, ni el análisis métrico ni la rima son ni pueden ser tan rigurosos. Lo digo, porque, si se observa detenidamente el Poema, no sólo falla el metro en algunos versos, sino que la rima en asonante brilla por su ausencia. Me parece a mí, que no soy ningún crítico literario. Pues bien, siguiendo tu juego, para no quedar mal contigo, posiblemente yo hubiese elegido la misma "estrofa" que ha elegido Candela, que es la inmediatamente siguiente a la que tú propones. Eso sí, con la osadía de permitirme corregir a Espronceda en el segundo verso de la misma, que sólo alcanza 5 sílabas, porque "páramo cubierto", es un pentasílabo, y para convertirlo en octosílabo, personalmente a mí me gustaría que lo hubiese precedido de la notación ["es un"]. Fíjate cómo ahora suena mejor la "estrofa":
¡El corazón sin amor
[es un] páramo cubierto
con la lava del dolor,
oscuro inmenso desierto
donde no nace una flor!

Pero como esta "estrofa" ya ha sido elegida por Candela, tendré que elegir otra. Pero otro día. Un abrazo, MAN. Y perdona. Perdonad todos, amigos. Luis Madrigal.-

mariarosa dijo...

Juguete del viento son...

Cuando tenemos algunos años y miramos atras, nos encontramos con ilusiones que la vida no concretó y como Espronceda, creo que esas quimeras se las ha llevado el viento y son juguete de su capricho. Vuelan lejos de nuestro alcance ya...

Pero como el corazón es un gitano, sigue soñando y forjando nuevas ilusiones.


Lindo comentario el que dejaste, gracias por tu simpatía y buen humor.

Un saludo.

mariarosa

Rosa Cáceres dijo...

José de Espronceda nada menos...
Preciosos versos de uno de los románticos más emblemáticos de nuestra Literatura.
se me ocurre una variante:

Juguetes del viento son,
hojas del árbol caídas,
igual que ilusiones idas
del centro del corazón.

Un abrazo

ISABEL MIRALLES dijo...

"Es el viento el que las mece
al compás de su corazón,
no son ilusiones perdidas
pues viven por siempre
en nuestro interior"

-La imagen de tu nieta es un canto a la esperanza-

Recibe un cordial y afectuoso saludo.

El Blog de Clau dijo...

Distante un bosque sombrío,
el sol cayendo en la mar,
en la playa un aduar,
y a lo lejos un navío
viento en popa navegar;


Bienvenido Man!!!en Argentina diríamos que se cumple la ley de Murphy,he pasado hasta el cansancio y no estabas,y cuando me descuido allí apareces con un poema:-)

El Gaucho Santillán dijo...

Un gusto leerte, amigo.

Que bella mùsica, ademàs.

Un abrazo.