miércoles, 17 de marzo de 2010

GENTE DE MI TIERRA. أبو بكر محمد بن علي ابن عربي الحطمي

.
Estoy seguro de que sí sabéis quien es, o al menos su nombre os suena, aunque os lo haya puesto en su lengua natal, en árabe.

Abū Bakr Muhammad bn 'Alī Ibn 'Arabi




BEN ARABÍ

Si ayer decíamos que San Isidoro era el techo y cumbre del cristianismo, no es menos cierto que Ben Arabí fue el más importante místico sufí de la historia, que le ha valido el sobrenombre de Vivificador de la Religión (en árabe محيي الدينMuhyi al-Din) y El Doctor Máximo (en árabe الشيخ الأكبر as-Sheij al-Akbar).

Este prohombre de nuestra tierra nació en Murcia el 28 de julio de 1.165, hijo de familia acomodada de padre murciano y madre bereber.

El ansia de saber condujo a Ibn Arabi a una vida viajera, recorriendo primero su Al-Andalus natal y luego el Norte de África. Más tarde visitó El Cairo y Jerusalem Después estuvo dos años de emociones espirituales en La Meca y continuó su viaje a Bagdad, Mosul, Konia, y Damasco. Allí se estableció durante 17 años hasta su fallecimiento el 10 de noviembre de 1,240. Su tumba, en la que después fueron enterrados dos de sus hijos, aun se conserva, arropada en una mezquita que el todopoderoso Sultán turco Selim II dispuso erigir en su honor,y es lugar de peregrinación para el mundo musulmán. Sobre su tumba los atomanos edificaron unamadrasa” en la que se guarda su sepulcro.


La extensa producción literaria de Ben Arabi (Abenarabi) comprende todos los campos: filosofía, teología, hagiografías, mística, poética, etc., llegando a ser comparada al corpus aristotelicus, a la de Averroes (coetaneo suyo) en el campo del conocimiento o a la de Lope de Vega en el campo literario.


En cuanto a su pensamiento, uno de los aspectos más importantes en el mismo, es la consideración de la unidad suprema del Ser. Para él, hay dos categorías del Ser: el que es por sí mismo, y el que es creado


El más alto conocimiento sobre el Ser, el saber supremo, se alcanza a través de la ciencia gnóstica, la que se ocupa del conocimiento. Porque del otro saber, el que puede ser percibido por los sentidos, se encarga la ciencia.


Establece además una división entre el Ser meramente posible y el Ser necesario, pudiendo identificar en este último caso al Ser con Dios.


Su pensamiento reúne influencias de corrientes neoplatónicas y las tradiciones místicas andalusíes.


Cuenta con una ingente obra literaria que comprende más de 400 manuscritos, y su Tratado de la santidad es una de las grandes colecciones hagiográficas del mundo musulmán.


Otro murciano, de nuestra tierra, que no debemos olvidar.



29 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Que buena la idea de la separaciòn del conocimiento.

No conocìa a este hombre.

Muy interesante.

saludos

josefina dijo...

No lo conocia pero por la biografia que nos pones en esta entrada fué un gran hombre.
Un abrazo

ISABEL MIRALLES dijo...

Muchas gracias Man, por compartir tus conocimientos con todos los que te leemos. La cultura árabe abrió horizontes a la España medieval y caótica de su tiempo.

Dentro de poco iré a visitar los Emiratos Arabes (mi hija trabaja en Dubai); espero haceros una pequeña reseña de todo lo que viva y visite.

Hasta pronto, un abrazo. Isabel

Mercedes dijo...

Por lo que veo BEN ARABÍ está más cerca de mi tierra que de la tuya, aunque naciera en Murcia. Me ha agradado mucho que te acordaras de un ilustre personaje perteneciente a otra cultura y religión, dice mucho de tu abierta mente. La teoría de que hay dos categorías del ser (el que es por sí mismo y el que es creado) me parece muy interesante, muy atrevida si lo piensas, para una época en la que el hombre se reducía a sus creencias religiosas y pensar por uno mismo podía crear muchos problemas. Aunque lo cierto es que en el sigo XI la cultura árabe era más abierta que ahora y sus avances en medicina, matemáticas y astronomía estaban muy por encima de otras culturas.
Interesante personaje el que nos has traído.
Gracias, Man.
Un abrazo.

Capuchino de Silos dijo...

Man: No sé, hijo, pero estamos en la misma honda. Si miras a la izquierda de tu entrada verás un burka en toda regla.

Muy interesante tu texto, pero por muy culto que fuese, a estos señores les tengo cortita simpatía.
····················
Casualmente, esta mañana, me ha dicho una persona preparadísima en la historia de Sevilla, que la cabeza de San Isidoro se encuentra en nuestra ciudad.

Un fuerte abrazo

P/D Tu blog está muy entretenido y agradable.

Man dijo...

Mercedes, ¿Abenarabi más de Granada que de Murcia? ¿y eso?.
Referente al tema cultural que nos legaron hay mucho de qué hablar. En principio se quedaron con todos los manuscritos de Aristóteles, Platón, Galeno… los tradujeron al árabe (por medio de las escuelas de traductores principalmente de Córdoba y Toledo) y después fueron destruidos. Es cierto que aportaron una serie de culturas extrañas y exóticas traídas de los países de medio y extremo oriente (cuando no había Internet;-).
De la medicina, menos de menos pues como tú sabrás la religión les prohibía ver el interior del ser humano hecho por Dios y solo podían diagnosticar por los humores, saliva, orina, eces y sangre. Luego de anatomía poco de nada (léete la magnífica novela “El Médico” de Noad Gordon) Referente a la farmacopea avanzaron un poco más por la aportación de la medicina mesopotámica y chino-hindú aunque su máxima preocupación era que los físicos hicieran bien la “Triaca” (pócima secreta de unos 48 productos) usado como antídoto de venenos por si alguien envenenaba al cacique de turno, que era lo habitual. Respecto a la poesía, solo me he encontrado con una que me mereciera la pena, del poeta Ibn Hazm “El collar de la paloma” y aún así padeció cárcel y torturas porque posiblemente no alabó lo suficiente a Abderramán V ya que lo que tenían que hacer los poetas era dorarle la píldora con odas como “Oh, eres el más valiente de los guerreros y el más guapo…” “Tos ojos son soles…enamoradas de ti están las doncellas” como puedes leer en la novela “El puente de Alcántara” y en mil estudios.
En filosofía sí, pero teniendo en cuenta que solo se podía estudiar a los grandes del pensamiento en árabe hasta que volvieron a ser traducidos del árabe al latín.
Hay que tener en cuenta también que nos pasamos 8 siglos (desde el 711 hasta el 1492) guerreando para volver a reconquistar España y mientras nosotros nos embrutecíamos y nos diezmábamos y dividíamos, Europa crecía. Se cargaron todo el arte románico que teníamos y perdimos todo el tiempo, el pensamiento y la cultura del gótico y a punto estuvimos de perder el Renacimiento. Fue un retroceso enorme para España que en aquella época ya había dado 2 césares a Roma y un San Isidoro, además de un montón de concilios, 150 años antes de que vinieran y 650 años antes de Benarabí y Averroes.
Gracias a Dios somos el sur de Europa y no el norte de Marruecos. Europa le debe a España el haber parado dos grandes invasiones islámicas; por el sur en España y por el este en Lepanto.
Así que Merceditas, perdono mil veces el premio por el coscorrón.
¡Ah! Y sobre la tan cacareada coexistencia de “las tres culturas” solo duró 75 años, ¡y de aquella manera! Entre Abderraman II y III, Hay una novela muy, muy muy, interesante y amena, que yo recomiendo, que se llama “El Mozárabe” de Jesús Sánchez Adalid que es la historia de un obispo en la Córdoba musulmana cuando “las tres culturas”. Una historia perfecta y escrupulosamente documentada. Le gustará al que la lea. (ver en Internet resúmenes y comentarios).

He sido un poco pesao pero espero que provechoso

Isabel Martínez dijo...

Man, qué lujo...
El grandísimo Ibn Arabí, Ben Arabí o Abenarabí. Exquisito. Un poeta inmenso, grandioso, como aquel otro cordobés que tanto me gusta, Ibn Hazm de Córdoba (algo anterior a Ibn Arabía, ya que murió en 1063). Unos líricos para echarse a temblar con tanta belleza.
Y el nuestro, el Arabí, con su teología y su tratado sobre los nombres de Dios.
Enhorabuena por esta entrada y gracias por difundir esta belleza.

TOÑI dijo...

Obras
Sus obras son más de 200. Osman Yahya las ha catalogado, ha editado algunas de ellas y ha desmentido algunas atribuciones de obras como la epístola de la Unidad o el Núcleo del núcleo.

Su obra más importante es el Futuhat al-Makiyya, traducido habitualmente como Las Iluminaciones de la Meca o Las Revelaciones de la Meca, que es un compendio de metafísica islámica, aunque abarca la mayoría de las ciencias tradicionales islámicas en sus más de tres mil páginas.

Su otra obra de importancia es el Fusus al-Hikam (Los Engarces de la Sabiduría), síntesis de su pensamiento metafísico, de la unidad de las creencias y de profetología en el Islam.

Mercedes dijo...

Tienes suerte de pillarme en baja forma, no estoy para muchas alegrías hoy (un virus tonto que me tiene con frebrícula), pero me parece que no eres del todo imparcial en tus explicaciones.
No quería decir que Ben Arabí fuese más de Granada que de Murcia, sino que, como quiera que a nosotros, los andaluces, se nos identifica mucho más con Al-Andalus... Pero vamos, una tontería, ya sé que Murcia también fue un reino. ¡Ay!, que puntilloso eres.
Ya veo que eres un maestro en historia, no se me ocurriría discutir contigo en este sentido. Pero de ahí a echar por tierra todo lo que nos dejaron en su momento...
Un abrazo.

Mercedes dijo...

Por cierto, leí en su momento "El médico" y "El puente de Alcántara" y no me llevé de la lectura la misma impresión que tú.
Se me había olvidado.
Nos vemos, amigo Man.

Man dijo...

Mercedes es verdad que este tema me pone en guardia, pero es que me lo has dejado a huevo y he entrado a matar ;-)
Yo sé que la Alhambra es mucha Alhambra pero soy muy objetivo y no me dejo llevar por los discursos ampulosos.
Mira, haz una cosa, traza una linea imaginaria que vaya de Asturias a Algeciras o de Cataluña a Huelva y veras que el desarrollo de las regiones por las que atraviesa (ponderando las condiciones climatológicas y orográficas) es inversamente proporciona al tiempo que permanecieron bajo el dominio islámico y eso que ahora (y desde los Reyes Católicos) se han corregido muchísimo las diferencias pero aún y así se notan. Y si sigues la linea y te metes en Marruecos, cuna de los almohades y almorávides (Marrakéch), ya ni te cuento.
Lo dicho Mercedes, perdono mil veces el premio (con Alhambra incluida) por el coscorrón y que me dejen como estábamos.
Ahí tienes materia para una novela o para que nos escriba Luis un buen ensayo.

Yo también estoy malico y me voy a la cama con el Snife YA, que mañana tengo que estar en condiciones sin falta.

Un abrazo chillao granaina.

Mercedes dijo...

Pues a ver si nos mejoramos los dos, que hacemos mucha falta, ¿o no?

Man dijo...

MERCEDES
Un momento, Un momento, que no había leído el segundo de tus comentarios. ¿Que en El Médico el médico inglés no tiene que abrir los cadáveres para poder estudiar anatomía a escondidas, de noche y bajo inmenso peligro incluso de muerte, si quería aprender, porque estaba totalmente prohibido ver el interior del cuerpo humano? Pues mira, además de todo eso, el sultán se prenda de su mujer, se la toma por las buenas y le hace un hijo. Eso sí cuando se vuelven les regala una alfombrica de recuerdo. Muy delicado.

Que en "El puente de Alcántara" los poetas no se reunían en la tienda del sultán y hacían galas de poesía con odas así "Eres el mas bello de los hombres, tu brazo es invencible . Eres justo y bueno castigo y azote de infieles. Tus ojos son centellas y tus labios..." aunque el tio fuera un baboso que había que "ayudarle" por debajo de la tienda para que dejara embarazada a la favorita y tuviera descendencia. Si el poema le agradaba regalaba anillos de esmeraldas y rubíes además de fama y si nó... a la mazmorra en el mejor de los casos. Ser poeta era un oficio de alto riesgo en aquella época.
¿A ver si no hemos leído el mismo libro Mercedicas...? ;-)

curro dijo...

Jajaja, vaya rapapolvo que se ha llevado Doña Mercedes, amos querer apropiarse del murciano Abenarábi, yo lo digo asi con acento en la a como se dice por aqui, por cierto aclaremelo Vd. Man donde esta el acento.

Man dijo...

Curro: Doña Mercedes lo que se lleva siempre es nuestro cariño, consideración y respeto. Lo que ocurre que por asociación se resume Al-Andalus con Andalucía cuando la primera era toda la península ibérica hasta que Carlomagno impuso la Marca Hispánica (otra desgraciada herencia que le debemos a los moros)
Referente al acento pues la verdad es que no lo se. Yo creo que no lleva ningún acento y que suena como con acento fónico en la "i" y que ponerlo en la "a" está mal y es una de nuestras peculiaridades murcianas. Habrá que preguntar a los de Letras ¿Hay alguien por ahí que nos pueda ilustrar?

Capuchino de Silos dijo...

Como no soy muy versada,(lástima) en mi lengua, me he interesado por la cuestión y lo he mirado en el diccionario para sacarme de la duda.

El diccionario de la Real Academia Española considera que para tilde las acepciones de rayita y signo ortográfico son una sola. De acuerdo con ese criterio, acento y tilde no serían sinónimos exactos. Sin embargo, consideran que se trata de dos acepciones diferentes. En resumen, acento y tilde comparten una acepción que es exactamente sinónima, y por separado tienen varias otras que no lo son. En algunos manuscritos medievales hay tildes sin función diacrítica, lo que fue denominado por Menéndez Pidal como tilde ociosa o inútil.
O sea, que da lo mismo, que da igual. Es lo que yo saco en conclusión.
Sin embargo, no es lo mismo -continuo, que continúo-.

Man, ¿qué pensará Luis de todo esto? Porque tú nos has dado una bonita y buena lección.
De todas las maneras, yo con la morería, lo dicho; no quiero nada. Sean del norte, del sur, etc etc. Ni antes, ni ahora, y después, creo que tampoco, porque...
"me iré. Y quedarán los pájaros cantando".

Ahora os dejo a todos con besos a la española.

Curro dijo...

Fijaros si somos tontos que de los moros hemos aprendido muchas tonterias y lo bueno no lo hemos aprendido. Me refiero a la poligamia o a tener un haren, cuanto mas mujeres mejor y que te mantengan ellas, tu solo para la funcion principal. Pero claro los cristianos como siempre la cagaron con la leche de los pecados. Cagon to.

FOS dijo...

MAN, entro y me veo la exposición del tema, en el que pones por las nubes a Benarabí, me quedo algo desconcertado, ya que si, es murciano, fué un prohombre de su época entre el mundo musulmán, y cultivó todas las artes del momento, pero....
Con tu posterior comentario a Mercedes, me has ahorrado mucho trabajo dando las explicaciones que yo hubiera dado, y poniendo en su justo término tanto a este personaje, como a la "aportación" de la cultura árabe a la nuestra, adquirida a través de los siglos y gracias a las aportaciones de nuestros sucesivos invasores.
Que algo nos dejaron, pues si, tonto sería negar la evidencia, pero lo de las líneas imaginarias, es bastante descriptivo.
Yo y quizás imbuído por mi forma de pensar, de momento me quedo con el sistema de irrigación de la huerta, y con los cordialicos que están riquísimos.

Anónimo dijo...

como se nota que este es un blog de medio curetas frustrados, solo tratais de negar la cultura árabe y musulmana por el miedo que le teneis, cada vez son más y con una fé y dedicación a su dios mucho más grande que la vuestra, y me refiero a los musulmanes auténticos, y no a los terroristas que se escudan en ella para matar inocentes. Lo de trazar una linea, a parte de una estupidez es simple demagogia barata. Me parece ridículo tener que ponerme a enumerar los méritos de toda una raza(la gran poesia árabe, el álgebra,la arquitectura, la pintura)y de ignorantes y partidistas el tratar de tirar todo eso por tierra.Las religiones, todas ellas, han retrasado el avance del conocimiento en la humanidad, ya que están basadas en tradiciones inamovibles y tienen miedo de lo nuevo,en la religión católica también hay unas cuantas manchas, sino que le pregunten a Galileo, Giordano Bruno o las miles de brujas y herejes que quemaron en la época. A veces man se ve más la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio. TODAS LAS RELIGIONES SON LA MISMA MENTIRA CON DIFERENTES DISFRACES

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con el anónimo anterior. Le Ha faltado nombrar la gran música árabe y su rica gastronomía con miles de especias y colores

El Blog de Clau dijo...

Man, por tu blog así como por el de Luis confieso que paso para aprender más que para opinar.Además de ello,cuando hablan entre ustedes noto que tenemos diferentes expresiones a las que me tendré que ir adaptando de a poco, si quiero entender un texto en su contenido total.
Besos
Clau

FOS dijo...

Estimado anónimo, en primer lugar, decirte que me parece una falta de respeto , por no decir de educación, el entrar en casa ajena, insultando, manipulando y mintiendo, amparado en el socorrido anonimato.
En segundo lugar, decirte que en lo relativo a la cultura árabe y/o musulmana, bajo mi humilde punto de vista estás totalmente equivocado, ya que de las disciplinas que pones por ejemplo, sólo se salvan la poesía (hay mucha gente que no le gusta, esa poesía), y la arquitectura.
Vamos a ir dejando las cosas en su justo término:
El álgebra, como supongo sabes aunque no lo has dicho, ya los matemáticos de Mesopotamia y Babilonia en el siglo XVII a.c., sabían resolver ecuaciones de primer y segundo grado, así como sistemas de dos ecuaciones con dos incógnitas (creo que unos miles de años antes de que naciera Mahoma y se creara el Islam),
Más tarde fueron los Egipcios en el siglo XVI a.c. los que siguieron perfeccionando ésta área de las matemáticas.
Luego, en los siglos II y III, fueron los griegos con Nicómano y Diafonto, los que le dieron otro avance al álgebra.
En el siglo VII, los hindúes desarrollaron reglas algebráicas fundamentales.
No fue hasta los siglos IX y X, que unos matemáticos musulmanes marcaron unas pautas (apoyadas claro está en todo lo anterior), que serían aprovechadas por otros matemáticos importantes, como el italiano Fibonacci, en el siglo XIII.
Ya a partir de ahí, las aportaciones árabes, dejan de existir, pasando el desarrollo del Algebra hasta nuestros días a manos europeas u occidentales.
Si la defensa que haces de la aportación musulmana a éste tema es por lo que respecta a Al – Jwarizmi en el siglo IX, o a Abu Kamil en el siglo X, pues si que fue importante, pero vamos tampoco es para atribuirles a los árabes la digamos, invención del álgebra, cuando no es cierto.
Defiendes también su pintura, y para mi, es prácticamente inexistente, Yo he viajado, como mucha gente, he visitado grandes museos por el mundo, y no he visto ni una sóla sala dedicada a la pintura árabe (o al menos no lo recuerdo). Hombre, si le llamas pintura a la “Epigrafía o a la Lacería”, pues no te digo que no, pero….
Y tenemos la arquitectura, vale, crearon edificios hermosos dirigidos a funciones muy específicas, tales como mezquitas o fortificaciones, alguno de ellos maravilloso, pero que tampoco se excedieron.
Hablas de una raza, hasta donde yo se, el pueblo árabe tiene un idioma parecido y una escritura común, pero es un pueblo muy atomizado étnicamente hablando, vamos que es muy multiétnico, con lo cual no podemos estar hablando de “una raza”.
Entiendo, que eso de ignorantes y partidistas, lo habrás dicho por los anónimos que intolerantes ellos, no son capaces de dejar que cada uno piense como le de la real gana, y para decir que tienen razón, según la cultura al uso, es preciso chillar insultar y mentir.
En cualquier caso, en mi humilde e ignorante opinión, creo que después de ocho largos siglos de ocupación, tuvieron tiempo para mucho, muchísimo más de lo que hicieron, ¿Qué legado nos dejaron?. Tras ochocientos años, ni siquiera el idioma, apenas unas cuantas palabras, y unos pocos toponímicos y…. poco más. Y voy a añadir, aunque no te guste, AFORTUNADAMENTE.

Curro dijo...

Muy bien dicho Sr. Fox, en lo ultimo has dado en la diana, en 800 años no nos legaron casi nada, pero claro en ciertas esferas se ha puesto de moda el Islan, es lo progre del momento y tenemos que abrazarnos a ellos y abrirles nuestros corazones impios de occidente. Tenemos que aliarnos y juntarnos con ellos, enfin no sigo. Lo lamentable del caso es que somos una mayoria aplastante, pero en el fondo cobarde que estamos callados frente a esa kinoria que nos quieren arrastar y si nos descuidamos darnos por el trasero. Pues que les den a ellos.

Capuchino de Silos dijo...

Fos, no te conozco de nada, pero muchas gracias por tu intervención.
De otra cosa no sabré, pero un pelín de pintura.
Desde luego, estos señores nos dejaron esgrafiados y lacerías.Si, es verdad, pero tenían que haber dejado en los ocho siglo de asentamiento algo más,que cuatro cositas, digo yo.
Las epigraphais, sin embargo, es de orige griego, así que ni eso.

Man dijo...

Querido amigo FOS tú,como siempre, al quite.Te agradezco tus acertadas intervenciones, que suscribo, cuando estoy ausente.Ayer estuve todo el día en el hospital pues han operado a M.D. de un pié pero ya está en casa y bien.
Me alegra muchísimo que nuestro blog tome las sendas del conocimiento.Hay muchísimas cosas que no se dicen otras que realmente se ignoran y otras que intencionadamente se ocultan o se deformas para confundir.Es conveniente que salgan a la luz,porque la mentira es hija de las tinieblas y no puede soportar la luz.Cuando sale a la luz muere.Los acontecimientos de los que día a día se nos informa en nuestra aldea global parece que hacen poco efecto o desgraciadamente no interesa recordar.No hay noticia, por tremenda que sea,que dure más de tres días en los titulares(ahí tienes Chile)salvo que intencionada y políticamente sea rentable mantenerla.Los políticos saben que el peor de los casos una noticia contraria no dura más de tres días,es cuestión de aguantarlos.El pueblo tiene una amnesia y una pereza mental INCREÍBLE.
Efectivamente la pintura árabe no se puede ver en ningún museo porque sencillamente no existe.El islam prohíbe el hacer representación de personas o animales,que son las criaturas de Dios,tanto pintadas como esculpidas,de hecho los leones del patio de los leones de la Alhambra es un anacronismo que según los últimos estudios realmente perteneció a un poeta judío que pretendió hacerse un palacio más lujoso que el del rey. Fue construido a finales del siglo XIV es decir en un tiempo de relajación moral y muy lejos de la última invasión árabe de los ALMOHADES (1146-1269).Como sabemos España sufrió varias invasiones, la primera en el 711,la segunda, ante la debilidad,tanto militar como moral,de los reinos de taifas provocó que Yûsuf ibn Tâšfîn (1091-1106),caudillo de los ALMORÁBIDES africanos,a quien los reyes andalusíes habían pedido anteriormente ayuda contra los cristianos,uno de ellos fue Almanzor que con un ejército africano ortodoxo volvió a invadir parte de la España reconquistada y practico las terribles incursiones militares sobre Barcelona,León y Santiago de Compostela.Pero todo esto está en los libros y en Internet para aquél que realmente quiera saber.
COMTINUO EN LA SIGUIENTE:

Man dijo...

Los vaivenes de la cultura, la arquitectura(gran parte de ella MOZÁRABE es decir posterior al árabe, como ocurre en una buena parte de la Alhambra)y de la música y la poesía estuvieron sometidos al fundamentalismo imperante en cada una de las épocas. No nos podemos imaginar una exquisitez y la riqueza artística en un país dominado por los talibanes, que son FUNDAMENTALISTAS ISLÁMICOS, NO TERRORISTAS. El islán siempre está en estado de yihad.
C de Silos Muchas gracias por tus acertados e instructivos comentarios.Eres un pilar importante de este blog y no nos puedes faltar.Al igual que tú, yo tampoco entiendo porqué L no entra. Su opinión sería muy enriquecedora para todos.Tendremos cariño y paciencia.
Mercedes, espero que ya estés bien. Yo ando con un catarrazo que no suelto. Lamento haberte tomado a ti (había puesto “cogido” pero en respeto a nuestros amigos argentinos he cambiado la palabra) digo de haberte utilizado como conejillo de indias para provocar toda esta discusión que es muy positiva. Recuerda que los grandes médicos de la época solían ser judíos como nuestro cordobés Maimónides(discípulo de Averroes) que tuvo que fingir su conversión forzosa al islamismo ante la presión del fundamentalismo de los almohades(¿Quién ha hablado de la cacareada tolerancia de las tres culturas?)y no soportándolo más se exilió a Egipto y fue el médico personal del sultán Saladino con lo cual estuvo en la célebre batalla de de los Cuernos de Hattin, cuando se perdió Jerusalén,junto al mar de Galilea(Hollywood ha hecho un película, a su manera, sobre ella,cuyo nombre no recuerdo bien) y allí está su tumba,en Tiberiades.
Es cierto que fueron una esponja donde se absorbió muchísima cultura, tomada de los países que fueron conquistados a una velocidad de vértigo,pero esa cultura no era de ellos(tribus nómadas del desierto y del Magreb)A cada uno de ellos lo suyo.Míralos y dime donde está el arte, la medicina y¿qué hay de ella? Ni con petróleo.
Clau, es lógico que te sientas como un pingüino en el desierto,ten en cuenta que estamos hablando de hace mucho tiempo pero que no te es ajena puesto que esto es también tu genética. No dejes de venir y pregunta lo que quieras. Poco a poco irás comprendiendo a estos hermanos vuestros.
Creo que la entrada ya ha dado bastante de sí.Prepararé otra de la serie.
Un abrazo a todos vosotros

Mercedes dijo...

Tuvieron una época de esplendor, te guste o no. El hecho de que se hayan quedado anclados en el tiempo no elimina esa realidad. Además, no somos precisamente nosotros los más indicados para criticar la pérdida de tantas conquistas. Vamos, que nuestra historia no tiene bemoles. De todas formas, no me negarás que ahí están.
Aclaro que no tengo nada, absolutamente nada, en contra ni a favor de cultura alguna. De todas se aprende, veasé tu entrada, y todas son imprescindibles. La historia se habría escrito de otro modo, pero se habría escrito; con mil guerras y hombres grandes y miserables.
Un abrazo.
PD: sigo somándome y tomando Couldina. ¡Ay!

Paloma Corrales dijo...

Mi querido Man, yo sólo pasaba a saludar y a desearte un feliz día del padre ( o lo que queda) ;-) Ando un poco mal de tiempo y con la casa llena de gente...

Un besazo muy grande.

Luis Madrigal Tascón dijo...

No debo intervenir en la amistosa polémica entre MAN y Mercedes en relación con Abenaharabi de Murcia, porque entiendo que Granada y Murcia están muy próximas y además, porque,a Granada, debe bastarle con la gloriosa dinastía nazarí, encumbrada en la figura de Ismail, el abuelo de Boabdil el Chico, que reunió en torno a sí a lo más granado de Europa. Por otra parte, Granada cuenta también para sí sola con Tofail, que era de Guadix, y que influyó nada menos que en Gracián. Y también hay que contar con Alzagal, que nació en Jaén y con Avempace (Zaragoza), poeta y médico, e iniciador de los estudios aristotélicos en España. Esto es, que Al-Andalus, querida Mercedes, llegaba mucho más arriba, en los siglos X y XI. Desde luego, aquellos árabes, no son como los de hoy, y me parece estrictamente necesario anotar su influencia, con independencia de todos los mitos y de los casi continuos enfrentamientos.
También he observado la bajura de los comentarios y creo que también la bajeza de sus actitudes, de dos desagradables personajes "Anónimos". Pedimos al Señor que perdone nuestras ofensas "como nosotros perdonamos a quienes nos ofenden". Mire usted, hermano "Primer Anónimo": Yo participo habitualmente en este Blog de MAN y ni él ni yo somos "curatas frustrados". Además de la cobardía del anonimato, el léxico que usted emplea le califica y defin. Yo no me siento ofendido, y no voy a debatir con usted nada, porque le falta a usted catagoría intelectual para poder hacerlo, lo que haría imposible todo diálogo. Pero que le perdone, a usted y al siguiente hermano, de la misma especie lanar, no quiere decir que no le diga alguna cosa, como Jesús de Nazaret, cuando le abofetearon ante el Sumo Sacerdote, perdonó la ofensa, pero se defendió. "Si te ofendido dime en qué, y si no, ¿por qué me hieres?. A usted habría que decirle otro tanto. ¿Le hemos ofendido en algo? ¿Le parecen a usted también propio de "curetas frustrados" los Capítulos 5 y 6 del Evangelio de San Mateo? Debe comprobar que en ellos reside la salvación del mundo. Y deje en paz a "los curas", incluso a los curas pederastas, que ya tienen bastante desgracia para sí mismos, pero que no son ni la Religión ni la Iglesia. Alaba usted al Islám. Yo no tengo por qué odiarlo. Son nuestros "primos hermanos". Todos venimos de Abraham, ellos a través de Agar e Ismael y nosotros a través de Sara e Isaac. Su Dios, es el mismo que el nuestro, aunque le llamemos de distinta manera, porque no puede haber dos dioses. Sin embargo se equivoca usted en cuanto a la distinción entre "musulmanes auténticos" y "terroristas". Se equivoca porque precisamente los auténticos musulmanes, doctrinalmente condideradas las cosas, son los únicos terroristas. Tómese la molestia de una lectura rápida al Corám (2, 186-188. En cuanto a que todas las religiones son la misma mentira con distintos disfraces (es de suponer que el Islan auténtico, no, salvo contradicción), eso sí que es una mentira, lo que usted dice. Dios, no es un ente de razón, no podemos comprenderlo con nuestra inteligencia, puesto que, en tal caso, ya no podría ser Dios. Tampoco tengo nada en contra de que sea usted ateo, como parece, pero ¿a qué no puede usted explicar ni el cosmos geobotánico, ni menos aún el origen del hombre?. Yo, tampoco. Por eso, nuestro respeto ha de ser mutuo. Pero usted no es respetuoso. Rezaré por usted, hermano. Disculpa, MAN. Un abrazo a todos los "curetas" y sacerdotisas (esto es, "curetisas" frustrados o frustradas. Más humildemente, el adjunto anónimo segundo comentarista, viene a decir lo mismo que dicen dijo un Diputado a Cortes socialista en la canallesca II República española: "Yo, lo mismo que este". ¿No será usted del PSOE, Sr. Segundo Anónimo? Luis.-